martes, 26 de abril de 2016

Anonymous, ¿en verdad anarquista en el tema Yunes Linares?

Ciudad de México.- Suena raro que Anonymous, una organización hasta cierto punto anarquista, dedique un video a hablar de las presuntas riquezas de Miguel Ángel Yunes Linares y sus hijos, y no lo haga de otros candidatos a la gubernatura de Veracruz que, también, tienen propiedades no necesariamente incluidas en sus declaraciones patrimoniales, ya que comúnmente utilizan a la familia como prestanombres.
Insistir en que “demuestra” que tiene propiedades por casi 500 millones de pesos, suena a “guerra de lodo”.
Y aquí no nos interesa defender ni a Miguel Ángel Yunes Linares ni a ningún otro candidato o candidata, sino, simplemente demostrar que en la “guerra sucia” desatada en esta campaña electoral, nada importa a los amanuenses contratados para denostar. Presumen de “periodistas comprometidos con la verdad”, aunque llegaron de la capital del País de la mano de un tristemente célebre personaje llamado Miguel Melchor López Azuara, el cual arribó con la aureola de “santón” del periodismo por haber colaborado años atrás en el Excélsior que dirigió el desaparecido Julio Scherer García, y cayó mal a amplios sectores de la prensa veracruzana cuando les advirtió que no trataba con los que no fueran iguales a él.
Luego, al ver que esta era -y sigue siendo- “tierra de conquista” para aventureros, se quedaron aquí. Otros, llegaron del sur del estado como “jóvenes promesas del periodismo”, y curiosamente antes de entrar a la esfera oficial durante esta etapa electoral, hasta viajes de placer al extranjero hicieron, financiados por dependencias gubernamentales.
Ahora, trabajan a las órdenes del “vocero próspero”, Alberto Silva Ramos, aunque Comunicación Social del gobierno está prácticamente acéfala, porque el “cisne” tuxpeño trabaja desde otras oficinas, no de las que hay en el edificio El Olmo, frente a Plaza Américas. Y desde esas instalaciones surgen videos, boletines, y hasta “testimonios” contra quienes no estén de acuerdo con Duarte.
No se necesita ser adivino ni superdotado para darse cuenta de que a los que contaminan la campaña les es válido hacer todo para presuntamente “ayudar” al candidato oficial.
Lo más lamentable para Héctor Yunes es que esto no le ayuda en nada, al contrario. Basta darse una vuelta por cafés, restaurantes, bares, plazas públicas y muchos lugares para saber lo que realmente opina la gente de todo esto, pero sobre todo de Javier Duarte contra quien piensan ejercer un voto de castigo, y no contra Yunes Landa.
Y uno se pregunta: ¿Cuántos recursos públicos se están gastando en esto y acaso sea en vano? 
Gobernantes

No hay comentarios.: