miércoles, 11 de mayo de 2016

Pemex culpa a los automóviles

Ciudad de México.- Un alto número de vehículos circulando, y no la calidad de las gasolinas, es lo que provoca los altos índices de contaminación en el Valle de México, pues los combustibles importados cumplen con la normatividad que es aplicada no sólo a nivel nacional, sino también en Estados Unidos.
En conferencia, Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía (Sener), negó nuevamente que se estén importando los petrolíferos de China, pues la NOM-EM-005-CRE-2015, emitida en abril pasado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), fue creada para garantizar que el producto que ingresa al país cumple con los estándares necesarios para contribuir con una mejor calidad del aire en zonas densamente pobladas.
“En ningún momento durante esta administración se ha importado gasolina proveniente de China, como se ha dicho de manera imprecisa y alejada de la verdad. El problema de deterioro ambiental del Valle de México que hemos enfrentado en las últimas semanas no es ocasionado por un problema de calidad de gasolina, eso es absolutamente falso”.
Insistió en que la norma establecida por la CRE fija límites más estrictos para las zonas metropolitanas del Valle de México, Monterrey y Guadalajara.
Sobre el tema, José Antonio González Anaya, director general de Petróleos Mexicanos, (Pemex), dijo que al cierre del abril, 90 por ciento de las gasolinas importadas por Pemex proviene de Estados Unidos, mientras que 10 por ciento restante llega de Europa, específicamente de países como Holanda, España, Italia, Bahamas, Antillas Holandesas, Francia y Trinidad y Tobago, por lo que cumplen con los estándares de calidad establecidos, no sólo en México, sino también de sus países de origen.
“Las gasolinas que se importan y que se producen cumplen con todas las normas ambientales nacionales, pero también se cuenta con los estándares internacionales, la mayor parte de ella es de Texas, por lo tanto tienen los mismos estándares. En Texas, la norma es de 30 partes por millón al igual que en México”, insistió.
Sobre el colocar etanol como oxidante de la gasolina, dijo que éste no es recomendable para su uso por las características de la Ciudad de México.
“Para mejorar la calidad de las gasolinas, se le ponen algunos aditivos para mejorar su consumo, en algún momento se ha comentado que no se cumple con la norma del etanol. Éste es un oxidante de la gasolina, quiere decir que ayuda a oxigenar, pero hay muchos otros oxidantes para la altura de la Ciudad de México y no se recomienda usar etanol, además de que tiene una huella de carbón bastante grande”.
A pesar de ello, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aplica un programa para verificar la calidad de las gasolinas que comercializa Pemex, por lo que ya realizó una primera revisión en la terminal ubicada en Barranca del Muerto.

Excelsior

No hay comentarios.: