viernes, 28 de octubre de 2016

Huye Astrid Elías Mansur, directora del DIF Estatal

Xalapa, Veracruz.- Al igual que su “jefa” Karime Macías Tubilla, la directora del DIF Estatal Veracruz, Astrid Elías Mansur puso ya tierra de por medio. Y es que al parecer cobró conciencia de que ella podría pagar los platos rotos del saqueo que se hizo en el organismo asistencial en manos de Karime Macías que usó el presupuesto para fines personales, pues poco le importó la infancia y las familias veracruzanas en situación de pobreza.
Elías Mansur, dice el periodista Francisco Licona, solicitó audiencia con el gobernador Flavino Ríos Alvarado para solicitarle le aceptara su renuncia, pero el Ejecutivo Estatal, respetuoso de las formas, le solicitó que presentara la solicitud ante la junta de gobierno del organismo asistencial. Sin embargo, a la funcionaria, al parecer, le ganó el pánico, sobre todo al darse cuenta que otros parientes suyos o funcionarios con su mismo apellido están ya señalados como prestanombres, testaferros, o cómplices de Javier y Karime, por lo que optó por desaparecer.
Así, se suma a la lista de José Antonio Chara Mansur Beltrán, Moisés Mansur Cisneyros y Salomón Mansur Cohen, que nadie sabe dónde andan luego de renunciar o ponerse a buen resguardo ante la tormenta que ha caído sobre ellos. Nadie ha señalado a Astrid Elías Mansur de malos manejos, pero el miedo, indudablemente, la han vencido.
Triste final para esta administración del DIF Estatal, la peor que ha pasado por allí, luego de la incansable labor de primeras damas de gratos recuerdos para mucha gente entre adultos mayores, niños en situación de calle y familias rescatadas de la pobreza por bien recordadas damas como Teresita Peñafiel de Hernández Ochoa, Esperanza Azcón de Acosta Lagunes, Divina M. de Gutiérrez Barrios, la doctora Teresa Morales de Delgado, Sonia Guadalupe Sánchez Torres de Chirinos y doña Christiane Magnani de Alemán.
De ahí para adelante, el DIF estatal Veracruz cayó en manos de una mafia. Por lo pronto, la huida de Astrid Elías ha despertado sospechas, acaso sabedora de los trastupijes, por lo que prefirió ganarle el paso a la justicia. 
 
Gobernantes

No hay comentarios.: