miércoles, 18 de enero de 2017

Soldados causan más miedo que confianza: ciudadanos

Estado de México.- Desde el cinco de octubre pasado, más de tres mil elementos del Ejercito, la Marina y la Gendarmería fueron desplegados en 25 municipios del Estado de México, con el fin de contener la violencia que azota a la entidad.
La medida, implementada por el Gobierno Federal, ha hecho que decenas de elementos vigilen y recorran calles de ciudades en territorio mexiquense.
En el Valle de Toluca, la presencia del Ejército es constante, sobre todo en zonas urbana-comerciales.
Para algunos ciudadanos, la llegada del Ejército es sinónimo de inseguridad y miedo.
“El verlos con sus armas nos hace pensar que en cualquier momento se desata la balacera y quedaremos entre los balazos”, dice Jorge Pozos, dueño de una tienda de ropa ubicada en el corazón de Toluca.
Para doña Esmeralda Paz, visitante constante al centro de la capital mexiquense, ver a los uniformados apostados en los hoteles donde pernoctan, le da miedo.
“Yo ni quiero pasar por enfrente de ellos. Tienen unas carotas y te revisan de todo a todo”, detalla.
La salida de los efectivos federales del Estado de México no tiene fecha.
El año pasado, de hecho, se incrementaron en la entidad las Bases de Operaciones Mixtas, que son grupos conformados por elementos de los tres niveles de Gobierno que vigilan un área específica de la entidad.

AD

No hay comentarios.: