lunes, 13 de marzo de 2017

Apresan a Flavino Ríos en Veracruz; "facilitó" la fuga de Javier Duarte

Xalapa, Ver.- El ex gobernador interino de Veracruz Flavino Ríos Alvarado ingresó ayer por la tarde al penal de Pacho Viejo, ubicado en la ciudad de Coatepec, donde permanecerá detenido, como medida cautelar dictada por la juez de control Alma Aleida Sosa Jiménez.
La Fiscalía General del Estado (FGE) lo acusa de abuso de autoridad, tráfico de influencias y encubrimiento en agravio del servicio público y la procuración de justicia, por supuestamente haber ayudado a escapar a Javier Duarte de Ochoa, ex mandatario estatal, prófugo de la justicia.
A las 8:30 horas del domingo, Ríos Alvarado –quien gobernó durante octubre y noviembre pasados– fue detenido por elementos de la FGE en su residencia del fraccionamiento El Lago, de esta capital, en atención a la orden de aprehensión 459/2017, emitida por un juez a partir de la carpeta de investigación 38/2017.
Desde las instalaciones de la policía ministerial, el también ex secretario de Gobierno confirmó su arresto. Dijo sentirse tranquilo y confiado en la aplicación de la justicia. "Voy a demostrar que soy inocente. No he cometido ni un delito y lo voy a demostrar. Tan así que andaba yo solo".

Ingresa al penal de Pacho Viejo
Dos horas después de su detención, a las 10:47, el ex funcionario duartista fue presentado en la sala 2 de juicios orales, con sede en el penal de Pacho Viejo. Ahí, a las 12:47 horas se inició la audiencia en la que se notificaron a Ríos Alvarado los señalamientos en su contra.
En el desahogo de la diligencia, autoridades de la FGE afirmaron que el 13 de octubre Ríos Alvarado se presentó en las oficinas de aeronáutica de la terminal aérea El Lencero, ubicada en el municipio de Emiliano Zapata, para instruir que se otorgaran todas las facilidades logísticas a Duarte de Ochoa.
Detallaron que en esa ocasión Javier Duarte debía realizar algunas diligencias propias de la investidura que había ostentado, y Flavino Ríos indicó al personal del aeropuerto que el ex gobernador se comunicaría directamente a las oficinas de aeronaútica para dar instrucciones.
Según la relatoría de la fiscalía, un día después (14 de octubre) Duarte de Ochoa llamó desde Ciudad de México a las oficinas de aeronáutica y solicitó que se le enviara una aeronave al helipuerto del Agrocentro, situado sobre la carretera Xalapa-Veracruz.
Como lo instruyó, entre las 16:50 y las 17 horas, una aeronave con un piloto y copiloto a bordo llegó a las instalaciones del Agrocentro. Ahí se encontraron con Javier Duarte y otra persona, aún no identificada.
A petición del ex gobernador priísta, la aeronave los llevó al Centro de Convenciones en Coatzacoalcos. Luego, un vehículo recogió a Duarte y a su acompañante y se los llevó con rumbo desconocido.
En la actualidad, Javier Duarte se encuentra prófugo de la justicia, acusado de desvío de recursos públicos y enriquecimiento ilícito. La Procuraduría General de la República ofrece recompensa de 15 millones de pesos a quien proporcione información para dar con su paradero. La Interpol emitió ficha roja para encontrarlo.
En su turno, durante la audiencia, los abogados de Flavino Ríos pidieron a la FGE acreditar en qué momento se informó al ex mandatario interino de que había una orden de aprehensión contra Javier Duarte. La dependencia no acreditó la petición.
La defensa del imputado también pidió informar en qué parte de la carpeta de investigación se acreditaba la petición de prestar apoyo logístico a Javier Duarte. La fiscalía hizo hincapié en que la solicitud fue verbal.
Durante la diligencia ante el juez, Flavino Ríos pidió duplicar el plazo constitucional (que vence a las 10:46 horas del próximo 18 de marzo) para presentar su declaración sobre los hechos.
Temen que se fugue
En atención al nuevo sistema de justicia se abrió el debate de medida cautelar, en el que la FGE solicitó asignar como medida cautelar prisión preventiva de un año a Ríos Alvarado, ante la posibilidad de que trate de evadir la acción de la justicia.
La fiscalía argumentó que Flavino Ríos tiene siete domicilios, algunos fuera del distrito judicial donde se desahogan imputaciones en su contra. Indicó que cuenta con pasaporte vigente hasta el 31 de diciembre de 2019, que le permitiría salir del país.
Además, planteó que ha ostentado cargos públicos de relevancia: dos veces diputado local, dos veces, subsecretario de Gobierno; además, secretario de Educación y de Gobierno, así como mandatario interino.
Según la FGE, el desempeño de estos cargos y el ser notario público "le permitirían ocultar información, falsificar elementos, y en su caso intimidar a los testigos para que cambien el sentido de sus declaraciones".
Ríos refutó el planteamiento. Puntualizó que no tiene intenciones de sustraerse de la justicia. Expuso que al terminar su encargo como gobernador interino se quedó a vivir en Veracruz.
Además, ofreció a la juez dejar en garantía su pasaporte, como muestra de que no piensa salir del país. Pidió a la juez que se le dictara otra medida cautelar como una garantía económica o una prohibición para salir del país.
"No soy un criminal, un delincuente. Nunca he hecho nada indebido o ilegal. Era (Duarte) un ex mandatario, y no había orden de aprehensión en su contra. No me voy a sustraer, yo confío en la justicia", reiteró.
Después de 15 minutos de receso, la juez decretó la medida de prisión preventiva en los términos solicitados por la FGE y citó para la audiencia de vinculación a proceso el próximo 18 de marzo.
"Esto es político, más que jurídico", alcanzó a decir Flavino Ríos antes de concluir la audiencia ante el juez, y de ser recluido en el penal de Pacho Viejo.

La Jornada

No hay comentarios.: