martes, 18 de abril de 2017

Juan Zepeda... ¡Un farsante de primera!

Por: Juan Carlos Rojas

El candidato a la gubernatura mexiquense a la gubernatura mexiquense por el PRD, Juan Zepeda, es un auténtico farsante! Quiere sorprender la buena fe de los ciudadanos mexiquenses, que no lo conocen todavía y que tampoco saben de las condiciones en que se vive en Ciudad Nezahualcóyotl, gritando a los cuatro vientos en un lenguaje además de demagógico, vulgar, que el problema de la seguridad pública “es su mero mole”, que es “el único de los candidatos que sabe vencer a la delincuencia” y complementa su teatral bravuconada de rancho diciendo que “yo no vengo a ver si puedo, sino porque ya pude hacerlo, estoy aquí”, además de externar desatinos como el de querer “morirse en la raya” por los mexiquenses.
La realidad de los nezahualcoyotlenses es muy diferente: priva la inseguridad en todo el municipio que lleva el nombre del rey poeta texcocano. Diariamente ocurren asesinatos, muchos de gente trabajadora que son asaltados inmisericordemente por los delincuentes, aunque también las calles se han convertido en escenario frecuente de los ajustes de cuentas entre bandas que rivalizan con sus actividades de narcotráfico y extorsión. En pleno día son colocadas en puentes peatonales de avenidas tan importantes como la Central, “Narcomantas” con mensajes soeces que amenazan lo mismo a otros grupos delincuenciales que a funcionarios policiacos por su presunta complicidad con sus rivales a los que presuntamente “les limpian la plaza”.
El crimen organizado tiene el control territorial real y cobra más impuestos que la misma autoridad municipal. En Ciudad Nezahualcóyotl lo mismo se cobra el “derecho de piso” a los locatarios de los mercados públicos, que a las poderosas organizaciones de transportistas que ceden a la presión de los delincuentes de los carteles luego de haber sido intimidados con el asesinato de sus choferes o la quema de sus unidades. Los Comerciantes mayoristas han entendido que más vale pagar a “la maña” que perder sus negocios o hasta la vida. En los hechos hay otro gobierno, el de los malos, ante la inacción de la policía en lo que más bien parece complicidad de las autoridades policiacas con el crimen organizado.
Juan Zepeda miente  a la ciudadanía al ufanarse de que su gobierno municipal disminuyó los indices delictivos y que incluso recibió “premios” internacionales pues, en la percepción de la gente, eso jamás ocurrió y las calles de Ciudad Nezahualcóyotl siguen siendo de muy alto riesgo para los transeúntes, que sufren asaltos a mano armada, violaciones en las oscuras calles y el incremento brutal de los feminicidios, que ubican a este municipio con un segundo lugar en el índice delictivo, después de Ecatepec de Morelos, la tierra del gobernador priista Eruviel Ávila Villegas, y seguido de Chimalhuacán, donde gobierna también el PRI con la mano de Antorcha Campesina.
Ciudad Nezahualcóyotl no es, desde luego, el único lugar del país que sufre el embate de la delincuencia, claro que no. Para nuestro infortunio la falta de control y la inseguridad prevalece a lo largo y ancho de nuestro territorio patrio y esto no parece tener fin pues a la vista no tenemos ningún gobierno estatal ni el federal, a los que les interese resolver el problema. Pero que no venga Juan Zepeda a querer vernos la cara con sus bravatas y a tratar de vendernos una imagen que no tiene, de un trabajo que jamás realizó en beneficio de una comunidad que ni siquiera lo conoció. De tal manera, Zepeda y el resto de los candidatos están volviendo la elección del próximo mes de junio una auténtica mascarada de la que hablaremos con más detalle en próximas entregas. ¡Hasta la próxima!

RM

No hay comentarios.: