miércoles, 3 de mayo de 2017

“Periodistas de cuidado” en Chihuahua

Chihuahua.- Aun cuando los periodistas son necesarios para la vida democrática de todo el país, en Chihuahua se dio a conocer  una lista con el nombre de periodistas que laboran en distintos medios de comunicación de Ciudad Juárez fue elaborada por funcionarios del Gobierno del Estado de Chihuahua, quienes los califican como “reporteros de mayor cuidado”, lo que desató polémica en el gremio.
El documento, difundido hoy en el noticiero de XEJ Canal 50, señala los nombres de 18 informadores de los periódicos El Diario de Juárez, El Mexicano, Juárez Hoy y hasta el extinto Norte de Ciudad Juárez, así como de estaciones radiales y televisoras como 860 Noticias, RadioNet, Calibre 800, Televisa, Canal 44 y Canal 5.
Cuestionado sobre este listado, Antonio Pinedo Cornejo, coordinador de Comunicación Social del Estado, dijo que “de lo que estamos hablando es un ejercicio que hizo el jefe de prensa o enlace de Comunicación Social de la Subsecretaría de Desarrollo Social en Ciudad Juárez a petición de su titular (Hugo Almada) y es exclusivamente sobre los reporteros de la fuente”.
Aseguró que no es una política generalizada sobre los periodistas que haya sido impulsada la coordinación de Comunicación Social, ni de la zona norte, ni del estado de Chihuahua.
Sin embargo, Gamaliel Carrasco, el jefe de prensa a quien Pinedo Cornejo le atribuye la autoría de ese documento, negó que él lo haya redactado y desconoció el documento.
El escrito – fechado el 22 de febrero de este año – es una especie de alerta hacia los funcionarios estatales, a quienes se les da instrucciones sobre el cuidado que deben tener al hacer declaraciones a los periodistas ahí mencionados. El texto inicia con un párrafo que señala que, “por más amistad que se tenga con los reporteros o periodistas pertenecientes a cada empresa”, no existen “medios amigos”.
“El reportero no es el enemigo, sólo es la encomienda que le ha marcado su empresa. Lo anterior derivado de la falta de convenios o contratos por parte de Gobierno del Estado, de allí la razón por la que ejercen presión, intentarán intimidar o magnificarán errores o nimiedades”, se lee textualmente.
En él aparecen, en primer lugar, los nombres de Gabriela Minjares, Horacio Carrasco, Luz del Carmen Sosa y Rocío Gallegos, periodistas de El Diario a quienes se califica como “de mayor cuidado”.
A continuación se señala a Hérika Martínez Prado y a Carlos Omar Barranco, del desaparecido Periódico Norte de Ciudad Juárez; luego se menciona que Rafael Navarro, de El Mexicano, se define por usar ese medio “para conseguir apoyos”.
De Juan Ramón Rosas, quien también trabaja para ese último rotativo, se indica textualmente que se caracteriza por manipular la información.
El documento califica a Iris González, de 860 Noticias, como “muy justa, pero demandante y crítica”; tacha a Johanna Meza, de Canal 44, de ser “incisiva y directa”, lo mismo que dice de Víctor Armando Rey e Israel Muñoz, de XEJ Canal 50, anteriormente conocido como Canal 5.
“Fue una iniciativa muy localizada”, dijo Pinedo Cornejo. “Ya la teníamos perfectamente ubicada. En gran medida, inexplicable. Ya mañana tendré más información. Al rato platico con el subsecretario y le pregunto que qué pasó, por qué pidió eso”.
Sin precisar nombres, el coordinador de Comunicación Social del Estado consideró que los medios le dieron a ese documento “una mala intención en su manejo”, pues, señaló, en ninguna parte se refiere a los periodistas como “peligrosos”.
“Pero sí definitivamente no refleja, y eso es declaración de Gobierno del Estado, las políticas de Comunicación Social del Gobierno del Estado. Y como el gobernador ha dicho en más de una ocasión, los periodistas de Chihuahua van a gozar y gozan, hoy gozan, de una libertad que jamás habían tenido”, comentó.
Juan Ramón Rosas, de El Mexicano, expuso a través de Facebook que “me preocupa sobremanera que el gobernador del estado me tenga en una lista considerado como uno de los reporteros peligrosos para su administración. Consideró que el periodismo está para publicarse lo bueno o lo malo, seguiré ejerciendo mi profesión”.
En tanto Minjares de El Diario dijo que el Gobierno del Estado está obligado a responder por qué y para qué ordenó este análisis de medios y reporteros de la localidad.

No hay comentarios.: