miércoles, 31 de mayo de 2017

Yunes, AMLO y Duarte, protagonistas de las campañas en Veracruz

Xalapa, Veracruz.- A unos días de que se realicen los comicios para renovar las 212 alcaldías en el estado –con un padrón electoral de cinco millones 578 mil 825 ciudadanos–, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y Javier Duarte, el exmandatario preso en un penal de Guatemala, se han convertido en los principales protagonistas de los escándalos y denuncias durante la campaña electoral.
Para desacreditar al tabasqueño, Yunes (del PAN-PRD) se ha montado en los videos donde se observa a la exdiputada morenista Eva Cadena Sandoval recibiendo dinero, supuestamente para financiar las actividades políticas del exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, a través de su “recaudadora”, la diputada Rocío Nahle.
De manera paralela, en spots de televisión los candidatos panistas-perredistas a las alcaldías de Veracruz, Fernando Yunes; de Orizaba, Daniel Zairick, y de esta capital, Ana Miriam Férreas, se vanaglorian de que Javier Duarte “ya está en la cárcel”, y piden a la ciudadanía su voto para no “meter reversa”. Usan al exgobernador y la corrupción del PRI para ganar simpatizantes, pero sus propuestas no se conocen.
Cuitláhuac García, diputado federal por Morena, precisó que su partido va por 70 de las 212 alcaldías en su primera incursión en una elección local. Y a través de su red social Facebook aseguró que ya hay “triunfos irreversibles” en las principales ciudades de la entidad como Xalapa, Coatzacoalcos y Poza Rica, estas dos últimas ciudades de vocación petrolera y con sindicatos que dieron la espalda al Revolucionario Institucional en las últimas dos elecciones.
Y aunque no lo mencionó, Morena aventaja en Minatitlán, Agua Dulce y Nanchital, al sur de la entidad.
Sobre los sondeos de opinión y encuestas, Acción Nacional prefirió hacer mutis, sin embargo, un directivo panista confió que la expectativa es alentadora para ganar entre 110 y 120 alcaldías, “un poco más” de las que llegó a tener Javier Duarte en la primera mitad de su sexenio, opinó.
Explicó que ciudades como Veracruz, Boca del Río, Tantoyuca, Tuxpan, Córdoba y Orizaba se “teñirán de azul”, pero admitió que tienen pocas posibilidades de triunfo en la capital del estado y en los polos industriales de Coatzacoalcos y Poza Rica.
“Vamos buscando el millón 200, millón 300 mil, como global de votos. La idea es 300 mil más de los que tuvimos en la elección federal de 2012 con Josefina Vázquez Mota, para ir preparando el 2018”, atajó.
El PRI, que con partidos de coalición (PVEM, Nueva Alianza) gobierna 93 de 212 municipios, ha visto mermadas en gran medida sus expectativas con Duarte en la cárcel y sin la maquinaria político-electoral del estado.
Tampoco tiene el apoyo del priismo nacional, que según líderes priistas de la entidad concentró sus esfuerzos en la elección del Estado de México, y ahora aspiran, cuando mucho, a 60 alcaldías, pero ninguna de las grandes ciudades.
Así, el PRI intenta retener las alcaldías de Cosoleacaque, Tecolutla, Tres Valles, San Andrés Tuxtla, Cosamaloapan, Orizaba, Ignacio de la Llave, Huatusco, Misantla y Pueblo Viejo, y busca competir y arrebatar a la oposición: Tlacotalpan, Medellín y Alvarado.
Arrumban a sus candidatos…

Las ocho visitas de Andrés Manuel López Obrador a Veracruz y sus constantes roces con Yunes Linares dejaron marginada la plataforma política tanto de los candidatos de Morena y como del PAN-PRD a las distintas alcaldías. Y el PRI pasó desapercibido con su eslogan “que resurja Veracruz”, sin dejar en claro si se refiere a los primeros seis meses de gobierno de Yunes o a la administración de Javier Duarte.
A través de videos elaborados por sus pool de prensa, Yunes Linares y López Obrador intercambiaron acusaciones de corrupción, tráfico de influencias, desvío de recursos, nepotismo, entre otros señalamientos. Yunes ha lanzado al líder de Morena adjetivos como “loco desequilibrado”, “demente”, “vividor” y “corrupto”. Y el tabasqueño le ha dicho al expriista: “corrupto”, “mafioso”, “ratero”, “monarca” y “se siente Santa Ana”.
López Obrador dio a conocer en sus mítines una “carpeta azul” de 150 fojas con señalamientos contra el gobernador de Veracruz, que contienen –dijo– sus propiedades en el extranjero, cuentas en el banco, bienes muebles e inmuebles en la entidad y en la Ciudad de México, así como fraudes cometidos al interior del ISSSTE, cuando fungió como director general.
En respuesta, Yunes dijo que se trataba de un refrito de las querellas penales que en su momento presentó Duarte de Ochoa. “Las denuncias en mi contra que trae López Obrador son las que presentó su amigo Javier Duarte ante la PGR. ¡Siguen encadenados!”, apuntó en su momento
Y, sin ofrecer pruebas, ha insistido que el excandidato presidencial y Morena recibían del gobierno de Duarte, cada mes, dos millones y medio de pesos. Sobre esta acusación, ni un solo fundamento. Yunes sólo se ha valido de los videos de Eva Cadena, diputada local cuyo desafuero se prevé para el próximo 6 de junio, dos días después de concluido el proceso electoral.
El tabasqueño ha pedido una y otra vez el voto de los veracruzanos para los candidatos de Morena, y Yunes, imposibilitado para hacer lo mismo debido a su investidura gubernamental, se apoyó en la mercadotecnia electoral con frases como “el cambio sigue”, “no meter reversa” o “a Veracruz ya le toca”.
El panista-perredista ha prometido que en los próximos días sacará a la luz el “expediente negro del lagarto tabasqueño”, en alusión –sostuvo– a las propiedades, forma de vida y prestanombres de López Obrador, pero hasta ahora no hay nada.
En su última visita, el tabasqueño recibió un “huevazo” en el municipio de Huatusco, que le lanzó una militante priista nativa del municipio de Coscomatepec, de nombre Beatriz Ramos.
El resto de las campañas políticas en Veracruz transcurrieron con detalles absurdos. En Tecolutla, municipio costero, fue exhibida #LadyCostaRica, Mayuli del Carmen Ortega Guzmán, quien con número de pasaporte 1-0627-0301 de la República de Costa Rica y esposa del actual alcalde priista de Tecolutla, Wenceslao Santiago Castro, se inscribió como candidata del PVEM a la presidencia municipal.
En Orizaba y Ciudad Mendoza –municipios separados por apenas una distancia de 16 kilómetros–, los candidatos a las alcaldías de la coalición PAN-PRD, Daniel Zairick Morante y Melitón Reyes Larios, plagiaron en su totalidad el discurso propagandístico del hoy presidente de Argentina, Mauricio Macri, cuando andaba en campaña.
En las redes sociales circulan videos comparativos del político argentino Macri y los dos veracruzanos, Zairick y Reyes Larios, quienes copiaron palabra por palabra y hasta las mismas gesticulaciones del hoy presidente argentino.
En esta ciudad, para ganar adeptos, el priista Alejandro Montano Guzmán prometió echar abajo el proyecto del gasoducto, impulsado y aprobado dos semanas antes por el alcalde de su propio partido, Américo Zúñiga.
También en la capital del estado, la panista Ana Miriam Ferraez fue bautizada en redes como “candidata Chimoltrufia”, pues durante un debate prometió eliminar topes vehiculares para agilizar la circulación vehicular, y luego dijo que pondría reductores de velocidad como parte de la infraestructura y obras de la ciudad.

Proceso

No hay comentarios.: