martes, 25 de julio de 2017

PLUMA NEGRA

EMBARRADOS
 
 Por: José Calzada

En la décadas de los noventas, el extinto periodista, Miguel Ángel López Velazco (MILOVELA) publicó un texto denominado Todos están Adentro en donde ofreció a detalle las conexiones de los narcos con las autoridades mexicanas que se evidenciaron en el caso de la Víbora, una comunidad del municipio de Tlalixcoyan, en la que aterrizaban avionetas cargadas de droga procedentes de Colombia, en noviembre de 1991 el suceso dejó un saldo de siete agentes de la PGR abatidos por elementos del  Ejército Mexicano que se presumió custodiaba a la avioneta que perseguían los agentes en un Air King desde la frontera con Guatemala. El texto del periodista publicado después del incidente del Llano de la Víbora viene a colación porque ahora, el Caso de Javier Duarte de Ochoa embarra al gobernador en funciones, Miguel Ángel Yunes Linares y lo presume como igual o cómplice del acusado recién llegado de Guatemala.
La información documentada por La Jornada en su edición de este lunes 24 de julio, establece que la empresa Farmacias Genéricas SA de CV habría sido beneficiada con un contrato directo en el 2012 para suministrar medicamentos al Programa de Seguro Popular por 600 millones de pesos que sí recibió pero que no suministró al menos en su totalidad.
Resulta que la empresa Farmacias Genéricas SA de CV al igual que Droguería y Farmacia El Globo SA de CV están vinculadas a una investigación de la Auditoria Superior de la Federación que en el 2008 hizo observaciones al ISSSTE por millonarias irregularidades, cuando el director general de ese instituto era el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.
El tema de los desvíos millonarios por esas empresas fachada para extraer recursos públicos y blanquearlos para llevarlos a los bolsillos de los políticos es un tema que apenas empieza, seguramente dará mucho de qué hablar en los próximos meses, por lo pronto el gobernador Yunes Linares se apresuró a declarar que es falsa la información que lo involucra, lo que no tomó en cuenta es que dicha información se emitió del titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones contra la Delincuencia Organizada (SEIDO), es decir, desestimar la información en su contra de las autoridades federales equivale a desestimar los señalamientos en contra de su peor enemigo, Javier Duarte de Ochoa.
La información que surja del Caso Duarte  no es un juego, tiene un origen veraz en virtud de que muchos de los cómplices se han adherido al programa de testigos protegidos  y soltarán toda la información que será compulsada con las investigaciones de la Auditoria Superior de la  Federación y con las dependencias de la PGR que siguen diversas líneas para embarrar no sólo a Javier Duarte de Ochoa sino a muchos más políticos de diversos partidos que compartieron abusos de poder con el ex gobernador.
Y precisamente en la categoría de testigos o informantes forzosos se encuentran algunos ex cómplices en libertad y otros ya detenidos, como el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita quien tras meses en la cárcel ya sintió el peso de la sombra y busca negociar con el gobierno penas más tersas a cambio de información que terminen de hundir al de por sí naufragado ex gobernador.

No hay comentarios.: