sábado, 5 de agosto de 2017

Arrestan a 7 periodistas (si ya saben cómo es Yunes ¿para qué lo provocan?); ejecutan a repartidor y asaltan a taxista

Veracruz.- Hay una frase que pinta de cuerpo entero a los “mala copas”: “si ya saben cómo me pongo ¿para qué me invitan?”, y esto –con otras palabras- bien podría aplicarse a siete comunicadores que la madrugada de este sábado -tras cubrir la audiencia de Xóchitl Dominga Tress Rodríguez en la que recibió tres años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito pero con derecho a libertad bajo fianza-, decidieron irse a departir al boulevard Manuel Ávila Camacho de la zona conurbada, siendo levantados, tácitamente, por elementos de la policía naval, y aunque los periodistas convivían en paz, bien vale recordarles: -si ya saben cómo es el Gobierno de Miguel Ángel Yunes con los medios ¿para que lo provocan?-. 
Como fuera, los comunicadores, pese a identificarse plenamente, fueron detenidos alrededor de las 2:00 de la mañana, concretamente, frente al Fraccionamiento Faros. Se trata de Alejandro Ávila, Carlos Navarrete, Horacio Zamora, Roberto Méndez Rodríguez, Víctor Hugo Yáñez, José Juan García y Víctor Ochoa quienes fueron trasladados a las instalaciones de la policía naval en la colonia Playa Linda por personal de la Policía Naval, y aunque quedaron en libertad alrededor de las 5:00 de la mañana, el susto y la advertencia nadie se los quita, lo que permite deducir que elementos policiacos, navales, castrenses y policía Federal entendieron muy bien el mensaje yunista cuando culpa a los medios de comunicación, incluso, de fomentar la violencia, al no reconocerles logros. Aquí se dijo en tiempo y forma: “resulta sumamente grave que con su arenga ante los cientos de policías Federales, militares y navales, el Gobernador quisiera convencerlos de que él está de su lado y que es aliado, pero que es la crítica, la pluma, los comentarios groseros quienes no reconocen su trabajo. 
De entrada, el discurso pareciera buscar predisponer a la Policía Federal ante la prensa crítica, lo que no abona a generar un clima de cordialidad y seguridad para los comunicadores, por el contrario, abre la puerta a una posible línea dura que intimide y amedrente a los comunicadores en el ejercicio de su actividad, y esto podría en corto plazo comenzar a resentirse en el trato que se da a los periodistas y fotorreporteros durante operativos que realizan estas corporaciones policiacas, y de ahí extenderse a todos quienes ejercen la crítica. Hay versiones, incluso, de que más de tres empresarios periodísticos estarían siendo investigados por enriquecimiento ilícito”. 
En fin, así andan las cosas en el Estado, mientras los asaltos y asesinatos continúan, como la noche del viernes en Ixtaczoquitlán, cuando el chofer del taxi 292 fue bajado de la unidad y arrojado en el trébol de Amatlán, en tanto los facinerosos que llevaban la unidad, mientras que en Tierra Blanca, dos repartidores de cerveza fueron heridos de bala –y uno de ellos murió- cuando un par de delincuentes los interceptaron en la localidad el barrio, despojándolos de 8 mil pesos y disparándoles al rostro. 
En los hechos perdió la vida Damaciel Muñoz Hernández, de 56 años con domicilio del Piedras Negras, municipio de Tlalixcoyan, quien recibió un impacto en el cuello, mientras que Guillermo Rodríguez Uscanga, de 64 años solo recibió un rozón. Ambos viajaban en una camioneta modelo F-350 color blanca propiedad de la empresa cerveza del Sol con número económico 09.
Gobernantes

No hay comentarios.: