lunes, 2 de octubre de 2017

La reconstrucción de las ciudades afectadas por ismo debe partir de cero: BAP

Texcoco Estado de México.- El economista y líder del Movimiento Antorchista en Texcoco, Brasil Acosta señaló que para la reconstrucción de las ciudades afectadas por el terremoto del pasado 19 de septiembre se necesita una política a favor de la gente y no de las empresas.
“Sabemos que los donativos de las grandes empresas serán deducidos de impuestos para beneficiarse. Asimismo, ya están generando un fideicomiso para la reconstrucción que será administrado por ellos mismos”.
Agregó que de no tomarse con la seriedad debida el proceso de reconstrucción, las familias damnificadas tendrían que dedicar su vida  productiva a conseguir una nueva vivienda lo que les llevaría 30 años en promedio.
Alertó que un ejemplo del poder de las empresas y de la falta de leyes  rígidas para regularlas es la Ciudad de México donde se cayeron edificios que fueron levantados con las nuevas normas de construcción impuestas después del terremoto de 1985 y existen reportes de más de tres mil 848 edificios dañados y un promedio de 3 mil al borde del colapso.
“Siguen haciendo lo mismo las empresas que actúan con base en el interés por obtener la máxima ganancia, razón por la cual han optado por construir con materiales de baja calidad con lo cual revelan que no es la gente la que les preocupa sino, por el contrario, como queda dicho, la ganancia”.
El economista insistió en que se debe partir de cero para la reconstrucción de las ciudades, ya que con base en investigaciones del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el diseño de las metrópolis en AL frena el desarrollo “lo cual confirma la tesis que hemos planteado en este mismo espacio de que se requiere una reconstrucción de forma gradual, ordenada y de fondo”.
Puso como ejemplo los siguiente datos: “25 por ciento de los latinoamericanos viven en asentamientos informales y, por lo mismo, mal construidos y sin los servicios básicos de manera general; 15 por ciento de los latinoamericanos no tienen ningún transporte a diez o 15 minutos de su casa y, finalmente, 60 por ciento de los trabajadores en el caso de México trabajan en el sector informal”.
Por último, llamó a la población  a “generar una fuerza social organizada y educada que tome las riendas de este país y transforme la vida de las grandes mayorías pensando en el interés común y no en el interés individualista. Esta tarea es perfectamente posible, sólo hace falta que el pueblo tome conciencia y siga la línea trazada hace más de 43 años por el Movimiento Antorchista. Para reconstruir hay que organizar y educar al pueblo para tomar el poder político nacional: manos a la obra”.

No hay comentarios.: