martes, 20 de noviembre de 2018

Preocupa posible catástrofe hídrica por el Nuevo Aeropuerto

Estado de México.- Pobladores, organizaciones acompañados por investigadores, integrados en el Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua, consideran que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en la Base Aérea de Santa Lucía provocaría en la región una catástrofe hídrica por la saturación urbana que traerá consigo.
En un foro realizado la tarde del domingo frente al palacio municipal de Tecámac, denominado “Tampoco Santa Lucía para el Nuevo Aeropuerto”; en el que participaron representantes de más de 30 organizaciones y pueblos de Tecámac, Zumpango, Ecatepec, entre otros, emplazaron al gobierno federal electo a presentar el anteproyecto de la terminal aérea.
En el foro, Oscar Armando Monroy Hermosillo, doctor en Biotecnología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señalaron que existe una sobre explotación en más de 500 por ciento que presenta los acuíferos de la región, situación que agravará la construcción de un nuevo aeropuerto.
El tener un aeropuerto por pequeño que sea va provocar que la región se urbanice y por consiguiente se pierda la capacidad de captar el agua y hacer un manejo de cuenca con cerros alrededor para que recargue el acuífero, explicó Monroy Hermosillo.
Añadió que, con las mismas razones ecológicas con las que se echó abajo el nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco, también puede echarse abajo en Santa Lucía, ya que se encuentra asentada en el lago de Xaltocan.
“Un aeropuerto más ya no cabe en el Valle de México; lo que necesitamos es repensar en el rescate de las cuencas y demos un espacio para que los expertos discutan el mejor sitio para una terminal área fuera del Valle de México como por ejemplo Tizayuca, Apan o el Bajío”, aseveró, el también integrante de la organización Agua para Todos, Agua para la Vida.
En su participación, el antropólogo social de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Ismael Mejía, alertó que, con la construcción del NAIM y la sobre población urbana se verán rotas las formas de organización comunitaria de los pueblos y se buscará despojar a los sistemas comunitarios del agua potable del control del suministro del líquido para dotar a la termina y a los demás pobladores que vengan a sentarse en la zona.
"La zona ya sufre los megaproyectos inmobiliarios desde hace dos décadas. De realizarse las dos pistas en Santa Lucía se volvería el mayor megaproyecto en la zona que rompería con las formas tradicionales de organización”, dijo.
El antropólogo, enfatizó que, en las últimas dos décadas, el municipio de Tecámac ha experimentado una sobre población, triplicándose el número de habitantes, pues en el año 2000 existía una población de 172 mil habitantes con 36 mil casas habitación y para el año 2015 aumentó a 446 mil pobladores y 122 mil viviendas.
Finalmente, el coordinador general del centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, Antonio Lara, apuntó que el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador está obligado a llevar a cabo una consulta en los vecinos en su carácter de pueblos originarios afectados por la terminal aérea.

EST

No hay comentarios.: