martes, 15 de enero de 2019

En el NAIM se usaba combustible robado, huachicolean hasta en plataformas de Pemex

Texcoco, Estado de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que  los saqueadores de combustibles volvieron a romper el ducto Tuxpan-Azcapotzalco para afectar el abasto de la gasolina en el centro del país, y llamó a los ciudadanos que “nos sigan ayudando, que nos sigan apoyando, aguantando ante las molestias que ocasiona cargar”.
También reveló que se están robando combustibles de plataformas de Pemex, y que en las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se usaba combustible robado.
Adelantó que el próximo martes hará un recorrido por toda la ruta del ducto de Tuxpan-Azcapotzalco. Dijo que busco hablar directamente con la gente en asambleas.
“Siguen rompiendo los ductos, ayer hicieron precisamente eso, romper ductos, actos de sabotaje, nos sacaron de operación algunos ductos. Salió de operación el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco. Se está actuando con rapidez para reparar los ductos con la seguridad que se tiene que tener en estos casos para no poner en riesgo la vida de trabajadores y pobladores. Es una operación muy riesgosa, muy delicada, y por lo mismo muy irresponsable”, informó.
“En muy poco tiempo vamos a regularizar el servicio”, dijo. “Se habló de cargar gasolina de acuerdo al número correspondiente a las placas. Es voluntario, no es obligatorio. Los que quieran ayudar, con esto se contribuye a la campaña de robo de combustible. Hoy no cargo gasolina porque estoy en contra del huachicoleo y quiero que se acabe la corrupción. Eso es lo que se estaría haciendo en los hechos. Es una forma de apoyar”.
SOBRE ROBO EN PLATAFORMAS: El Presidente López Obrador señaló que el huachicoleo estaba también en otras áreas de Pemex como en las plataformas de extracción de crudo. Pero dijo que pondrá “orden en el caos”.
“Huachicol se le llama coloquialmente al robo de combustible, pero el huachicoleo en general aplica en todos los robos que se hacen a la Nación y al pueblo. Imperaba el huachicoleo, dominaba el huachicoleo en todo”, informó. “Hay también huachicoleo y actos de sabotaje en plataformas de petróleo crudo [de Petróleos Mexicanos, Pemex] y ya tenemos identificado el problema y vamos a enfrentarlo”, dijo.
Aseguró que se trata de “un abanico de corrupción, al grado de que hay huachicoleo también en la compra de medicinas, se llegó al extremo de robarse el dinero de las medicinas”. “Todos eso lo vamos a corregir, nada más que de uno en uno, pero ya comenzamos a limpiar y le pido a la gente que no aceptemos la corrupción, no convertirnos en cómplices de la corrupción”, aseguró y añadió que el cambio más importante en México es que se acabe con la corrupción.
SOBRE HUACHICOL EN NAIM: Explicó que se llegó al extremo de que en la carretera de Puebla “con foquitos se alumbraban para señalar que había un depósito de gasolina robada y comprar la gasolina más barata”. Informó que cuando se estaba construyendo el NAIM en Texcoco “habían depósitos de combustible robado en la obra”.
Dijo que era un descaro que no veía nadie. “O las empresas contratistas comprando combustible robado, empresas que recibían un contrato del Gobierno […] por eso se arraigó, pero lo vamos a arrancar de raíz”. “Vamos avanzando porque nos están ayudando los trabajadores de Pemex; nos están ayudando los empresarios, las autoridades, estoy recibiendo apoyo de presidentes municipales y gobernadores; y nos está ayudando el pueblo”, dijo.
El ataque de los huachicoleros. Imágenes proporcionadas durante la conferencia de prensa del Presidente López Obrador
SOBRE COMPRA DE PIPAS: El Jefe del Ejecutivo Federal dijo que se está trabajando para garantizar el abasto con diversas medidas y anunció la compra de 500 pipas. “Estamos actuando porque vamos a adquirir pipas para que nunca falte el combustible en ningún lugar del país. Estamos pensando adquirir 500 pipas de 60 mil litros cada una. ¿De dónde va a salir el presupuesto? Pues de lo que nos estamos ahorrando por no permitir el robo de combustible”, informó. Explicó que con esas 500 pipas se podrían mover 500 mil barriles diarios. “Todo lo que consume el Valle de México en un día”, recalcó.
Otra medida, dijo, es que ya se están hablando con los poseedores de las concesiones para importar combustible, de hasta un millón 500 mil barriles diarios. “Se entregaron concesiones para el doble de lo que se consume”, dijo, pero reiteró que sólo se está importando el 5 por ciento de lo que se consume de combustible. “Vamos en el camino a resolver el problema en definitiva. Yo soy perseverante y no voy a dejar este tema hasta que se garantice el abasto pleno, completo.
El Presidente reiteró esta mañana que México tiene reservas de hidrocarburos suficientes y que no hay riesgo de quedarnos sin combustible. Sostuvo que se trata de una situación transitoria. “Están jugando a las vencidas estos traviesos, pero les vamos a demostrar que puede más el pueblo organizado”, dijo.
SOBRE INVESTIGACIONES POR HUACHICOL: López Obrador reiteró esta mañana que preguntará a la población “si quiere que se enjuicie a los ex presidentes, del período neoliberal, de Salinas hasta Peña Nieto, pasando por Zedillo, Fox y Calderón”. “Lo que está pasando, la crisis de México, tiene que ver con la política neoliberal, que es una política de pillaje, que se aplicó en todo ese período”, dijo. Y aunque recalcó que su opinión es la de “poner punto final”, eso lo decidirá la gente. “Punto final hasta el primero de diciembre del año pasado. Ya con el nuevo Gobierno: cero corrupción e impunidad. Los procesos que están abiertos continúa”, indicó.
López Obrador dio a conocer una serie de imágenes del sabotaje al ducto Tuxpan-Azcapotzalco, el cual transporta 170 mil barriles diarios de combustible, dijo que se trata de una acción inimaginable. “Cuando nos pegan en este ducto, tenemos problema de abasto y hay una acción deliberada para impedir que normalicemos el abasto”, recalcó.
Juan Francisco Rivera, técnico y encargado de transporte de Petróleos Mexicanos (Pemex), explicó que en el derrame de ayer en el ducto era de “magnitud considerable” y destacó que pudo ser de manera deliberada. Detalló que primero se garantiza la seguridad de los trabajadores, luego se reemplazan las piezas rotas en el ducto. Dijo que hay dos tipos de escenarios: donde una reparación puede ser mínima (de una a dos horas), y otra que puede durar hasta 12 horas para reparar el ducto.
Informó que en el poliducto de Toluca también se tuvo que controlar una toma con incendio. Indicó que en ese caso primero se debe controlar el incendio y luego entra el personal a reparar el ducto. Explicó que hay una iniciativa que busca prohibir o regular la venta de las válvulas que ocupan para ordeñar los ductos.

Extracto SE

No hay comentarios.: