jueves, 28 de marzo de 2013

Lo convirtieron en socio del casino y él ni enterado

México, D.F.- La historia de Sergio González May es digna de Ripley…  Él era un empleado más que hacía pagos y compras del casino Wimms hasta 2009, pero se dio cuenta de que era socio y dueño hasta que lo vio publicado en MILENIO Monterrey.
Por ello, el ahora ex auditor interno del casino levantará un acta ante el Ministerio Público y el Instituto Registral y Catastral de Nuevo León para aclarar que utilizaron su nombre y nunca fue socio minoritario de Protón Entertainment México, SA de CV.
El caso pone al descubierto cómo ante notario público se simuló la presencia del trabajador en una supuesta asamblea para adquirir una participación accionaria y ser parte de los dueños de la firma caminera sin serlo.
Se trata de la empresa que operaba el negocio ubicado en la Plaza Pablo Livas, en el número 1100 de la avenida del mismo nombre y San Sebastián, en la colonia Gustavo Díaz Ordaz en Guadalupe, pero que fue cerrado por sus dueños hace año y medio.
“Así es, lo truquearon (la sociedad con mi nombre), porque a mí me pagaban un sueldo normal de 9 mil pesos y luego 12 mil, pero hasta ahí, nunca recibí nada más, tengo que ir al Registro Público, por si hay que hacer un juicio para quitar mi nombre, porque yo no tengo nada que ver… no se vale”, dijo González May cuando llamó preocupado a esa casa editora.

Milenio

No hay comentarios.: