viernes, 18 de enero de 2013

Atleta chimalhuacano recibe homenaje póstumo en Plaza Olímpica

Chimalhuacán, México.- En un acto sin precedentes, Noé Hernández Valentín, plata en la prueba de 20 kilómetros  en Sydney 2000, recibió un homenaje póstumo en la Plaza Olímpica Don Mario Vázquez Raña; la primera ceremonia de cuerpo presente que realiza el Comité Olímpico Mexicano en este lugar.
“Alegre, tenaz y solidario son las cualidades que caracterizaban a Noé, quien en toda su vida estuvo orgulloso de sus raíces, padres, amigos y sobre todo del lugar en que nació, a través de sus anécdotas me siento muy identificado con su familia y con Chimalhuacán”, fueron las palabras del presidente de la Asociación Olímpicos Mexicanos, Daniel Aceves Villagrán.
Durante su discurso, Aceves Villagrán comentó que la familia era lo más importante para el marchista chimalhuacano, quien nunca se sintió inferior por su condición económica: “veía a la pobreza como un reto a vencer y no como una limitante… esa actitud lo llevó a la cima del éxito”.
Posterior al discurso de Aceves Villagrán, el director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Jesús Mena, entregó la Bandera Olímpica a Vianey Pedraza, viuda de el atleta chimalhuacano Noé Hernández Valentín.
Finalmente, mientras familiares, amigos y medallistas olímpicos, entre ellos Soraya Jiménez, realizaron la guardia de honor y guardaron un minuto de silencio.

No hay comentarios.: