miércoles, 16 de enero de 2013

Sobrevive victima de jauría en el Cerro de la Estrella; le reconstruyen brazos y pierna

Ciudad de México.- Una nueva víctima de la jauría del Cerro de la Estrella apareció. Se trata de Nancy Pacheco, quien logró sobrevivir pese a ser atacada por 15 perros mientras caminaba por el parque ecológico.
La Pony, como le llama su familia, sufrió heridas graves en piernas y brazos, y, por tal motivo, estuvo 15 días internada en el Hospital Rubén Leñero, donde fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas.
Incluso, le aplicaron injertos en los miembros afectados.
En entrevista, el hermano de la mujer de 34 años y madre de tres hijos, José Luis Pacheco, dijo que no presentaron denuncia ante el Ministerio Público, pues no sabían a quién denunciar, debido a que los agresores fueron perros que no tenían dueño.
José Luis contó que Nancy trabaja como vigilante de una empresa de seguridad privada, en la Unidad Habitacional, San Marcos, delegación Iztapalapa.
Y que en esa ocasión salió del inmueble, cercano a la zona de reserva ecológica, por un encargo de los vecinos. Y fue, cuando cruzaba el paraje, el momento en el que fue atacada por un grupo de 15 caninos.
A pesar de sus heridas, narró su hermano, Nancy alcanzó a correr y pedir auxilio a los vecinos, quienes lograron espantar a los perros.
Luego, pidieron ayuda a los cuerpos de emergencia para que la trasladaran al hospital, donde recibió la atención médica oportuna y pudo salvar la vida.
La familia busca dar su versión de los hechos, para que se ponga especial cuidado en la zona y que se puedan prevenir accidentes.
Por otra parte, José Luis Carranza, abogado del Frente Ciudadano Pro-Derecho Animal, dijo que el asesinato de las cinco personas en el área de reserva natural pudo haber sido perpetrado por un grupo de personas, quienes utilizan a perros como armas.
“Como activistas hemos recibido diversas denuncias tanto de gente de Iztapalapa como de Gustavo A. Madero, donde existen grupos de gente que se dedica a organizar peleas de perros”, señaló a Crónica.
En ese sentido consideró que la denuncia de la población es importante para erradicar esta práctica, no obstante, en muchos casos se niegan a dar datos concretos, por temor a represalias.
“Hemos tratado de continuar con las querellas, pero cuando le pedimos más datos a la ciudadanía, temen dar información como dirección o nombres. Creen que los grabamos y piensan que pueden ser víctimas de las personas que realizan estas actividades”, dijo.

La Crónica de Hoy

No hay comentarios.: