jueves, 21 de marzo de 2013

Proyecto de oferta de señales de TV abierta atora discusión de la Ley Telecom

Ciudad de México.- La iniciativa de reformas en materia de telecomunicaciones, firmada el pasado 11 de marzo por el presidente Enrique Peña Nieto, los coordinadores del PRI, PAN, PRD y PVEM en la Cámara de Diputados, y los líderes nacionales de esos cuatro partidos, sufrió un “atorón” en San Lázaro debido a la disputa desatada por la oferta de señales de televisión abierta, por cable y satelital, principalmente.
Conocidos técnicamente como must offer y must carry, estas ofertas de señales forman parte principal de los activos de las empresas filiales Sky, de Televisa, y Dish, del empresario Carlos Slim, la primera que se transmite vía satélite, y la segunda por el sistema de cable.
La iniciativa original emanada del Pacto por México señala sobre este punto en particular:
“Se licitarán más cadenas nacionales de televisión abierta, implementando reglas de operación consistentes con las mejores prácticas internacionales, tales como la obligación de los sistemas de cable de incluir de manera gratuita señales radiodifundidas”, lo que se conoce como must carry.
“… Así como la obligación de la televisión abierta de ofrecer de manera no discriminatoria y a precios competitivos sus señales a operadores de televisiones de paga”, de acuerdo al texto original de la iniciativa y que no es otra cosa que el llamado must offer.
En la víspera de que el dictamen que avaló sin modificaciones la Comisión de Puntos Constitucionales el pasado jueves 14, sea llevado al pleno para su eventual aprobación, la reserva del PRI para modificar este texto atoró la discusión al grado de que el documento sería votado ayer miércoles, fue aplazado un día más.
La reserva del PRI, en uno de los párrafos clave, señala textualmente:
“Los concesionarios que presten servicios de televisión restringida vía cable están obligados a retransmitir la señal de televisión radiodifundida, de manera gratuita y no discriminatoria…”.
Mientras que el texto original del dictamen señala:
“Los concesionarios que presten servicios de televisión restringida están obligados a retransmitir la señal de televisión radiodifundida de manera gratuita y no discriminatoria…”.
Como se aprecia, la propuesta del PRI incluye al texto original la palabra “vía cable”, lo que según diputados panistas y perredistas favorece a Televisa, que transmite su señal de Sky vía satélite, y en detrimento de Carlos Slim, cuya empresa Dish usa el cable para difundir su señal.

Excelsior

No hay comentarios.: