miércoles, 10 de julio de 2013

Chimalhuacán atiende a pacientes con sordera

Chimalhuacán, México.- El Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS) Chimalhuacán cuenta con equipo y tecnología de punta; además de especialistas para atender a las personas del oriente mexiquense con problemas auditivos.
Al respecto, la directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, Alma Delia Aguirre Mondragón, informó que los especialistas del CRIS son egresados del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), el mejor centro del país en el ramo; además, dijo, cuentan con aparatos especiales únicos en su tipo en instituciones públicas del Estado de México: la cámara sonoamortiguadora y el potencial educado-auditivo.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Comunicación Humana (INCH), el 10 por ciento de los habitantes del Estado de México tiene algún problema auditivo, para ayudar a la población que sufre de sordera, el CRIS Chimalhuacán realiza los estudios para diagnosticar el problema y atender de manera integral a los pacientes con costos de recuperación muy bajos.
“Los estudios de audiometría profesional en hospitales privados llegan a tener un costo de hasta mil 500 pesos, mientras que en el CRIS Chimalhuacán sólo cuestan 60 pesos”.
La titular del DIF indicó que los estudios para personas mayores de dos años se realizan con una cámara sonoamortiguadora, dispositivo que aísla el sonido y mide los niveles tonales que el paciente puede escuchar.
Mientras que los menores  de cero a dos años, utilizan un aparato conocido como potencial educado-auditivo, que mide las frecuencias que percibe el infante.
En la mayoría de los casos, dijo Aguirre Mondragón, los pacientes requieren de un auxiliar auditivo para corregir el problema, mismo que cuesta más de 10 mil pesos cada uno: “muchas veces las personas no tienen los recursos para obtener los aparatos, por lo que se los donamos”.
Mientras tanto, agregó, aquellos pacientes que requieren de una cirugía son canalizados al Instituto Nacional de Comunicación Humana (INCH), el centro más prestigioso de su tipo en el Estado de México, en dónde se les realiza la intervención quirúrgica necesaria para que el paciente pueda escuchar.
Aguirre Mondragón comentó que la sordera (hipoacusia) en sus tres niveles: leve, moderada y severa; es ocasionada por diversos factores como nacer prematuramente, infecciones respiratorias e incluso problemas neurológicos “esto puede desencadenar afecciones que van desde problemas de lenguaje, aprendizaje, tartamudez y voz ronca, hasta hipoacusia lateral o bilateral”, puntualizó.
“Uno de cada diez personas sufre problemas de audición, por lo que los invitamos al CRIS Chimalhuacán para valorarlos y atenderlos de manera integral”, concluyó.

No hay comentarios.: