lunes, 8 de julio de 2013

Mancera ordena a Contraloría detectar irregularidades en Tesorería

Ciudad de México.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, ordenó a la Contraloría General del Gobierno del Distrito Federal una investigación a fondo tras detectar irregularidades en trámites de la Tesorería, luego de que el esposo de la dirigente de comerciantes de la delegación Gustavo A. Madero, Consuelo Mejía López, regulariza documentación de predios que invade con la complicidad de familiares y afiliados a su organización de vendedores.
Ante tal situación, personal de la contraloría general del GDF inició la revisión de documentos y citará a comparecer al esposo de esa dirigente de comerciantes, a fin de establecer -desde cuándo y cuáles- son las irregularidades que ha cometido al regularizar predios invadidos con documentos apócrifos.
La investigación que realiza la contraloría del GDF tiene su origen en el intento de invasión violento en un predio de la colonia Héroes de Nacozari, en la delegación Gustavo A. Madero, donde un grupo de sujetos armados -dirigidos por la señora Consuelo Mejía López- irrumpieron para despojar de sus departamentos a los propietarios y luego de insultos y agresiones físicas a golpes, escenificaron una balacera en la fue asesinado Ramsés Noé Alcántara García y el padre de éste resultó herido.
En tanto, la PGJDF busca a David Ulises "El Quemado, familiar cercano a la señora Consuelo Mejía López, quien además de ser líder de comerciantes ambulantes, es señalada de dedicarse a la invasión de predios intestados con el apoyo de su esposo, quien trabaja en la Tesorería del GDF, el cual se encarga de arreglar la documentación de los predios invadidos por Consuelo Mejía López.
En la averiguación previa GAM6/T1/684/13-4 se encuentra asentado que Francisco Noé Alcántara Rojanon el hijo de éste, Ramsés Noé Alcántara García y otros familiares y vecinos, se encontraban en el predio -donde vive- localizado en la calle Auer número 20 de la colonia Héroes de Nacozari en la delegación Gustavo A. Madero.
Repentinamente un grupo de personas con armas de fuego y punzocortantes, que iban dirigidos por Consuelo Mejía López, sus hijos, sobrinos y otros familiares, irrumpieron en el lugar para invadir el predio. En esos momentos, Consuelo Mejía López, ordenó a sus seguidores disparar contra las personas que vivían en ese predio que estaba intestado.
Las balas se alojaron en los cuerpos de Francisco Noé Alcántara Rojano y de su hijo Ramsés Noé Alcántara García. En los momentos en que Ransés Noé Alcántara García era trasladado al Hospital Rubén Leñero, dejó de existir a consecuencia de una herida de bala en el abdomen, en tanto que el padre de éste Francisco Noé Rojano, quedó gravemente herido.

No hay comentarios.: