jueves, 21 de noviembre de 2013

EU quita 5 mil niños a padres mexicanos

Ciudad de México.- Lejos de sólo encarar problemas comunes, como la reintegración a la sociedad mexicana y la incorporación a un empleo digno, los migrantes que también son padres de familia y son deportados de Estados Unidos se enfrentan a ser separados temporal o permanentemente de sus hijos.
La directora del Instituto para las Mujeres en la Migración, A.C (Imumi), Gretchen Kuhner, detalló que en 2012, el gobierno de EU gastó 1.2 billones de dólares para deportar a 152 mil 426 papás, con hijos estadunidenses.
“Con estas deportaciones, las familias están tomando decisiones, en algunos casos, de regresar, y en el censo mexicano de 2010 nos demuestra que hay casi 600 mil niños estadunidenses viviendo en México”, explicó.
En el informe ¿Ahora hacia dónde? Los retos que enfrentan las familias de migrantes trasnacionales entre EUA y México, realizado por el Imumi, estima que en 2011, al menos cinco mil 100 menores de edad se encontraban en custodia del gobierno de Estados Unidos, ya que sus padres fueron detenidos o bien, deportados.
El diagnóstico, apoyado por diversas estadísticas, como la de Applied Research Center, detalló que el año fiscal anterior de EU, alrededor de 409 mil 849 personas fueron expulsadas, de ellas 72 por ciento era de nacionalidad mexicana.
Expuso que una de las dificultades para poder encontrar a este tipo de familias es que después de haber sido detenidos por autoridades migratorias, los padres no reportan si dejan o no hijos en la Unión Americana.
A su vez, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) no cuentan con bases de datos para rastrear a familias separadas, además de que no se hacen preguntas necesarias para saber y clasificar “problemas de separación familiar”, siendo ellos los principales actores de ayuda en este tipo de casos.
El proceso de reunificación es largo, “los conocimientos y la experiencia con casos de separación familiar varían entre una oficina a otra en México.
“Algunos de los progenitores y defensores entrevistados para este informe les fue dicho que no se podía hacer nada” y hay una experiencia limitada, pues los oficiales de protección “no siempre tienen la formación profesional”.
La coordinadora del estudio, Vicky Kline, explicó que actualmente existen tres formas en las que familias pueden ser afectadas: la primera refiere en dejar la custodia del menor en departamentos de protección infantil de EU; la segunda, el niño se queda bajo la protección de familiares o amigos en dicha nación, y por último, la integración legal y familiar se complica para quienes deciden regresar a México.
Excelsior

No hay comentarios.: