jueves, 21 de noviembre de 2013

PÉNDULO POLÍTICO

EMILIANO CARRILLO CARRASCO

RESPONSABILIDAD DEL ESTADO EL BIENESTAR SOCIAL: O aprendemos a vivir juntos como hermanos o moriremos juntos como estúpidos. Martin Luther King.

La justicia social como un medio de romper las desigualdades sociales  de un pueblo que históricamente ha luchado a romper estos esquemas  y el nacimiento de una primera constitución social   1917. Tres elementos que dañan al estado mexicano: La corrupción, la desigualdad social y la inseguridad, entre situaciones de eficacia y honestidad de nuestros autoridades, instituciones y nuestra clase gobernante: Una realidad la inseguridad y delincuencia. “nada hay científicamente más torpe que querer transformar la realidad al margen de la realidad misma”. Él conjunto de estas normas jurídicas constituye el orden jurídico titular de este orden social la sociedad reencontremos mecanismos necesarios para el bienestar social
Ante la situación imperante de nuestra población en transitar en nuestro Estado de México de la inseguridad y el incremento de las conductas anti sociales de la delincuencia. Como miembros de CONCAAM y FECOBAA del distrito judicial de Texcoco y bajo el liderazgo, amor a su tierra con una visión firme e inteligente del LIC. OSCAR JUAREZ CÁRDENAS, hombre comprometido con los mexiquenses y el gremio de los abogados como medio de expresión y preocupación del incremento de la delincuencia en nuestra región del valle de México zona oriente –poniente. La voz popular ante el temor de la delincuencia en sus diferentes conductas expresadas desde el robo en transeúntes, negocios, robo con violencia y lo más grave la pérdida de su ingreso e inclusive de su patrimonio ante los secuestros por una red bien organiza que extorsiona e intimida a los ciudadanos, con nuestro aparato de la procuraduría del Estado de México con serios problemas de filtraciones e información en nuestras instituciones encargadas de auxiliar y proteger a la población que ha sido rebasada.
Lo cierto ante problemas de nuestras instituciones de eficacia, eficiencia y honestidad de nuestros servidores públicos encargados de dar confianza y seguridad al ciudadano y no es percibido así por estas causas de estructuración y falta de recursos necesarios para una buena atención al ciudadano. Crear un México de seguridad social y paz: Ante los discursos en materia de seguridad pública, pronunciados durante marzo-junio de 2012, fueran cotejados con los que ahora como presidente expresa nuestro ejecutivo federal ,así como el local , la diferencia resultaría sustantiva. Y es de agradecerse, porque el ejercicio de prometer conduce al engaño, éste a la decepción, parienta de la frustración auspiciadora de la apatía y la frustración ciudadanas.
El hecho de la incertidumbre ciudadana en el Valle de México del Estado de México, las cifras se ocultan, se soslayan o desdibujan o, peor aún, se impide que aparezcan en algunos medios periodísticos, en ninguna entidad de la República hay tantos delitos como en el Estado de México los factores principales son: El crecimiento de la pobreza, el incremento demográfico y la INEFICIENCIA gubernamental. Es verdad que la cercanía con el DF y la mayor evolución económica se han ensañado en la tierra de Isidro Fabela, de Andrés Molina Enríquez y de Nezahualcóyotl. Pero la verdad es que siempre ha sido vecino del DF y eso no era motivo para el delito sino quizá lo contrario, se estable una relación de transito laboral y de pernoctación. El volumen poblacional de más de 16 millones de habitantes y las zonas conurbadas de 34 municipios con sus tipologías, sino su hacinamiento o densificación.
Por otro lado, el fenómeno de la delincuencia organizada y el narcotráfico han cambiado no nada más la geografía delictuosa sino también sus perfiles, donde los corredores de la zona de distribución están bien definidos y que carteles dominan la zona.
Huixquilucan es un claro ejemplo de ello. Se volvió de repente tierra preferida por los capos y capitos, como Naucalpan donde suceden cosas espantosas diariamente o Tlalnepantla cuya diferencia con el oriente del Valle de México, como en ECATEPEC, TEXCOCO, LOS REYES LA PAZ, IXTAPALUCA, CHIMALHUACAN, SAN VICENTE CHICOLOAPAN O CHALCO, lo único que cambia no es el número o tipo de delitos sino el nivel económico de los delincuentes y sus víctimas.
Y no es para menos tras de que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática dio a conocer los resultados de la Encuesta de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, aplicada del 4 de marzo al 26 de abril de 2013, en 95 mil 810 viviendas, que arrojó que “uno de cada tres hogares en México tuvo al menos una víctima del delito durante 2012”, año en el que se cometieron 27 millones 769 mil 447 delitos, que afectaron a 21 millones 603 mil 990 personas, un promedio de 27 mil 337 víctimas por cada 100 mil habitantes de 18 años y un incremento de 12.4 por ciento en la tasa de los delitos del fuero común sobre el nivel de 2011.
Los datos son fríos ante el discurso oficial de la baja de los homicidios dolosos vinculados al crimen organizado descendieron significativamente, si bien puede ser cierto, pierden valor frente al hecho de que la extorsión se convirtió en el segundo delito con mayor incidencia durante el 2012 al presentarse 5 mil 653 casos y en 2013 la cifra aumentó a 7 mil 585 por cada 100 mil habitantes. Y el robo en la calle y el transporte público son los delitos que encabezan el lista con 8 mil 570 casos en 2012, en comparación con los 10 mil 37 de este año por cada 100 mil habitantes; además del robo total o parcial de automóviles.
La inseguridad afecta inversiones y México cuenta con 9 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, lo que desincentiva la entrada de inversión extranjera directa. Al tercer trimestre del año pasado, el capital golondrino superó en 3 veces la inversión directa, lo cual puede afectar de manera severa las razones de cambio al contar con una liquidez superflua. Este tipo de capital especulativo además del oportunismo, también se deriva de las condiciones de inseguridad, que aumentan las tasas para hacer atractivos los rendimientos pero no tanto como para aventurarse a instalar una empresa. En México viven 29 millones 707 mil jóvenes, cuyas edades van de los 15 a los 29 años, y representan 26.8 por ciento de la población total de 79 millones de electores. Es fundamental adoptar las acciones necesarias para brindarles oportunidades de estudio y acceso al mundo laboral con una remuneración justa. Texcoco mi pasión  http://wp.me/p2eDHX-vw vía @wordpressdotcom”.

No hay comentarios.: