jueves, 16 de enero de 2014

Continúan los abusos en "Las Casitas" familia súplica ayuda a las autoridades de Neza, SIGUE ESPERANDO

Nezahualcóyotl, Méx.- Autoridades municipales se ven imposibilitados en auxiliar a una familia cuya cabaña fue destruida esta mañana en el interior del asentamiento humano irregular “Las Casitas” y sus pertenencias arrojadas a la calle, por negarse a pagar las cuotas al fraccionador Manuel Solis Weber, ya que el lugar esta  bardeado y vigilado con personas armadas.
“Las Casitas” se  ubica sobre el Bordo de Xochiaca y el río La Compañía y ahi viven unas dos mil familias que viven en constante miedo y con la amenaza de que serán desalojados si se rebelan o se niegan a pagar sus cuotas por el costo del terreno.
El motivo de la destrucción de la casa de la señora Norma Neri Franco, fue porque le exigió al fraccionador un comprobante por el pago del predio, ya que los vende en 10 o 14 mil pesos.
“Como le pedí el papel y no le pague, me tiro mi casa”, expresó Nora Neri, que fue sacada a la fuerza de la vivienda junto con sus tres hijos, de ocho, siete y cuatro años, que no paran de llorar por la situación violenta en la que vive su madre.
Asimismo, los golpeadores de Manuel Solis, sacaron la lavadora, el refrigerador, la televisión, los pocos muebles y la ropa para arrinconarlos en la barda que se encuentra junto a la avenida Bordo de Xochiaca, para quemarlas.
“Los sujetos tienen tres garrafones con gasolina y ya me dijeron que me las van a quemar”, expresó vía telefónica la mujer que no sabe que hacer porque ya pidió auxlio del helicoptero Coyote I, de Nezahualcóyotl, para que sobrevuele la zona y asuste a los pistoleros.
El domingo pasado también destruyeron otras tres cabañas que se negaron a desalojarlo por falta de pago; además, de que esa zona la ocupan para tirar cascajo de cientos de camiones que llegan diariamente.
“Mañana van a derribar la casa de mi vecina María Felix Villanueva Abarca y le dieron de plazo hoy para salirse”, informó Norma Neri, ante la imposibilidad de recibir ayuda de parte de las autoridades municipales o estatales, ya que a ese asentamiento humano irregular, no se puede ingresar, debido a que hay personas armadas vigilando los accesos.
Se espera que en cualquier momento, los pistoleros del fraccionador Manuel Solis, quemen las pertenencias de la familia de Norma Neri Franco que aún esta dentro del asentamiento humano irregular en espera que alguien llegue a ayudarla.
 
Reporteros en Movimiento

No hay comentarios.: