jueves, 23 de enero de 2014

Reality mexiquense

SE FUE EL DE FINANZAS EN EL CONGRESO

El lunes presentó su renuncia, Jaime Adán Carbajal, quien fungía como secretario de Administración de la LVIII Legislatura desde hace 20 años. Se dice que no fue voluntaria su renuncia, sino que el Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara mexiquense, Aarón Urbina, fue quien lo presionó para que abandonara ese puesto.
Al parecer el también coordinador de los diputados priistas se molestó porque Jaime Adán Carbajal no obedeció sus órdenes y para evitar más escándalos presentó su renuncia. Es bien sabido que el titular de administración ignoraba las peticiones de los diputados pero se quiso poner con sansón a las patadas.
Por lo pronto muchos ya están temblando porque se había anunciado de un nuevo recorte de personas y con la renuncia del de Administración se nota que cualquier cabeza puede rodar sin importar el grado.
Así es que se espera el despido de por lo menos 300 empleados, entre recomendados, ahijados, e incluso aviadores. Ya de paso los diputados también tendrán que apretarse el cinturón, pues ya no les pagarán los gastos de representación. Tampoco habrá bonos por puntualidad de los empleados. Total que la rasuradora va en serio aunque los más afectados serán los legisladores de oposición.
Y ya que están haciendo una limpia deberían permitir una auditoría a los recursos que recibieron los 75 diputados, pues son comprobables, más no auditados, es decir ellos argumentan que gastaron en esto y en aquello y ya. luisayalaramos@yahoo.com.mx

No hay comentarios.: