jueves, 10 de julio de 2014

Sobrina de Felipe Calderón, realizó una fiesta en la Rotonda de las Personas Ilustres

Ciudad de México.- A partir de un acuerdo personal con la delegación Miguel Hidalgo, que encabeza Víctor Hugo Romo, la actriz Claudia Cervantes convirtió la Rotonda de las Personas Ilustres en un gran salón de fiestas. Avalada por la demarcación, la también conductora convocó el 13 de junio pasado a más de cien invitados para que acudieran al sepulcro de honor para celebrarla.
La fiesta que arrancó a las 20:00 horas y terminó a las dos de la mañana, mucho después del horario oficial (de 6 am a 18 horas) establecido en el Panteón Civil de Dolores, incluyó el consumo de bebidas alcohólicas, la presencia de un Dj y mariachi, una dinámica que consistió en buscar pistas y correr entre los sepulcros, así como la posibilidad de retratarse y deambular por las criptas de los 116 mexicanos ilustres cuyos restos descansan en la Rotonda.
El festejo fue posible gracias a un "un permiso con ciertas restricciones que se respetaron, en la delegación. Eso fue ya un acuerdo entre nosotros, fue directamente conmigo, sí tuve el permiso de la delegación", explicó Cervantes a través del teléfono desde España.
Los preparativos para la celebración en la rotonda comenzaron días antes, Cervantes distribuyó una invitación en la que convocaba a festejar su cumpleaños 35. A la entrada, los invitados fueron recibidos con un camino de veladoras y una carpa (con los servicios necesarios para una fiesta) instalada en el centro de la Rotonda de las Personas Ilustres, en torno a la "Llama Votiva", el fuego perpetuo en honor a la memoria de los mexicanos destacados.
La recepción que Cervantes preparó tuvo aires esotéricos, antes de entrar al panteón civil entregó a cada uno de sus invitados un listón rojo para su mano izquierda "como protección, como símbolo" y una "estampita de San Antonio para fortalecer el amor". Hasta el momento, en el Distrito Federal no está permitido hacer fiestas en los panteones, "sin embargo esta vez fue una excepción para Claudia, pues ella forma parte de un programa para fomentar la cultura en la delegación Miguel Hidalgo" y que ella "pidió un permiso especial para realizar su fiesta de cumpleaños ahí, y le fue concedido, siempre y cuando no maltrataran nada".
A través de las redes sociales, los diferentes invitados dieron a conocer fotografías que muestran detalles de la fiesta. El permiso de la delegación incluyó el uso de una motocicleta para que la festejada se moviera al interior del cementerio; a la media noche irrumpió un mariachi y se partió el pastel mientras los invitados bebían tequila (patrocinado por una empresa); otros asistentes, como la diseñadora Sarah Bustani prefirió bromear en el sepulcro del muralista Diego Rivera y se fotografió mientas fingía dar un beso a la máscara mortuoria que adorna la lápida.

HoyEstado

No hay comentarios.: