viernes, 1 de agosto de 2014

Jóvenes mexicanos obligados a aceptar empleos precarios

Ciudad de México.- Jóvenes integrantes de la delegación mexicana del Grupo de los 20 (G-20) se reunieron con diputados, con quienes intercambiaron puntos de vista acerca del desempleo que enfrenta este sector de la población en nuestro país y en el mundo, donde según la OCDE actualmente hay 73.4 millones de jóvenes desocupados.
Durante el encuentro realizado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, al que asistió el presidente de la Comisión de Juventud, José Luis Oliveros Usabiaga (PAN), se dijo que el desempleo juvenil va en aumento, por lo que coincidieron en que “hoy más que nunca las naciones que forman parte del G-20 deben actuar de inmediato para atenuar esta crisis laboral”.
Los legisladores y los representantes juveniles expresaron su preocupación por la falta de oportunidades de trabajo para este grupo demográfico, ante lo cual demandaron estrategias multidimensionales e innovadoras para impulsar el crecimiento económico y la consecuente creación de empleos.
Los jóvenes señalaron ante los diputados que México vive hoy un problema latente de desempleo y que este sector es especialmente vulnerable frente a la carencia de plazas laborales originada por la crisis económica que, al mismo tiempo, ha disminuido las expectativas de empleo.
Comentaron que la primera experiencia laboral de toda persona es fundamental para el crecimiento profesional en el ciclo de la vida, pero que desafortunadamente la actual situación de dificultades económicas en el país obligan a los jóvenes a aceptar empleos en condiciones cada vez más precarias.
Los trabajos estables son cada vez más difíciles de conseguir, aseguraron los jóvenes pertenecientes a la delegación mexicana del G-20, razón por la cual sus habilidades sociales y laborales resultan afectadas al no poder ser desarrolladas a plenitud, plantearon.
 
Reporteros en movimiento

No hay comentarios.: