viernes, 5 de septiembre de 2014

Basureros de Neza y Chimalhuacán deben desaparecer con la terminal aérea

Estado de México.- "Todos los basureros cercanos al nuevo aeropuerto, el de Neza, los de Chimalhuacán, todos esos deben de desaparecer, debe entrarse al concepto nuevo, como marca la Ley general para prevenir y controlar la gestión integral de los residuos sólidos, eso quiere decir que se debe hacer un manejo integral moderno, completo consideró el secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje y Conciliación Ambiental, Ramón Ojeda Mestre.
Pero igual lo digo del agua, de las plantas de tratamiento, ya no se puede ir desperdiciándola a lo loco para barrer las calles o para limpiar los aviones o los coches".
Señaló que estamos ante la oportunidad más desafiante y más importante que se ha presentado en la historia contemporánea de México para demostrar que somos capaces de hacer o de poder realizar un proyecto de gran envergadura.
"La moneda está en el aire, si cumple con los criterios sociales, con los criterios ambientales y con los derechos humanos y si con esa trilogía se sustenta el proyecto del aeropuerto internacional, será un ejemplo para la humanidad, de otra manera, vamos a ser el fiasco de la historia, porque haremos un proyecto economista, mercantilista y lucroteista, eso es lo peor que le pudiera suceder a nuestro país, que el lucroteismo fuera lo que imperara. Lo que tiene que imperar es la sensatez, la responsabilidad ambiental y el cuidado del ser humano, antes que las cuestiones técnicas, económicas o comerciales", dijo.
En entrevista, destacó que el proyecto de edificación de la nueva terminal aérea se debe de hacer con criterios ambientales, sociales y de los derechos humanos.
"Esto quiere decir que puede ser o podemos hacer bien las cosas y lograr que se armonicen los intereses del desarrollo con los valores ambientales o al contrario podremos hacer un Franquenstein muy bonito pero que sea muy lesivo para los valores ambientales de nuestro país para las prioridades ambientales de México, si nosotros somos lo suficientemente incluyentes, abiertos, visionarios y comprometidos con las cuestiones ambientales, el aeropuerto será una muestra ante el mundo de que sabemos hacer un proyecto del Siglo XXI con criterios del Siglo XXI y no como lo que hemos venido haciendo hasta ahora, que son proyectos modernos con criterios rupestres o arcaicos o regresivos".
Ojeda Mestre afirmó que desde su experiencia y el contacto que ha tenido con los ejidatarios, dirigentes agrarios y habitantes de Atenco, Texcoco, Chimalhuacán, Ixtapaluca, Ecatepec y Nezahualcóyotl, estos deben ser tomados en cuenta no nada más los criterios ambientales, sino también las potencialidades sociales para mejorar el nivel de vida de los casi 10 millones de habitantes que están en la zona oriente del Valle de México.
Abundó que se debe de tomar en cuenta también el manejo de residuos, sobre todo los peligrosos que deriven del aeropuerto, los domésticos que se van a dar porque hay una red demográfica y una gran generación de residuos municipales y de manejo especial.
El secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje y Conciliación Ambiental mencionó que con el nuevo aeropuerto se van a mover a 20 millones de personas al año que generarán basura, cientos de miles de toneladas de desechos, situación que se debe manejar regionalmente.

Hoy Estado

No hay comentarios.: