miércoles, 26 de noviembre de 2014

Patria Nueva

Fidel Herrera Beltrán

El decreto de Reforma Migratoria del presidente Barack Obama, acto de Justicia
1.Estados Unidos de América es el país del mundo que en mayor medida se ha forjado con el trabajo de personas que han migrado a su territorio en busca de un mejor futuro. Por su parte, ellas han aportado al progreso de esa nación el entusiasmo que caracteriza a la población migrante, capaz de dejar en sus lugares de origen familia y arraigo para aventurarse a un destino desconocido, portando como único equipaje un baúl lleno de ilusiones.
2.Todos los estadounidenses, en mayor o menor grado, tienen en su origen algún inmigrante que llegó años atrás al territorio de la Unión Americana. Ellos fueron artífices del actual poderío estadounidense, razón por la cual extraña el regateo de que han sido objeto las recientes oleadas de migrantes, que documentadas o no, han seguido impulsando su desarrollo.
3.El presidente Barack Obama lo sabe de primera mano, de ahí su contrariedad ante la negativa de los diputados republicanos para someter a votación en la Cámara de Representantes, durante el presente año, la Iniciativa de Reforma Migratoria Integral, impulsada durante seis meses de intensas negociaciones por senadores de los partidos Demócrata y Republicano, y que fue aprobada en el Senado por 68 votos a favor y 32 en contra, el 27 de junio de 2013.
4.Esta reforma representaba un cambio significativo en este renglón en casi treinta años, abría la posibilidad de residir legalmente en ese país a once millones de personas —de las cuales seis millones son connacionales— que habitan ahí sin la documentación que les permita tener un estatus legal y con el riesgo de ser deportados en cualquier momento.
5.Los resultados de las elecciones de medio mandato que se llevaron a cabo en Estados Unidos el pasado 4 de noviembre, colocaron al presidente Obama en una situación de extrema fragilidad para poder impulsar iniciativas que le permitieran reforzar el legado de su administración. El Partido Demócrata perdió la mayoría de los escaños en el Senado y en la Cámara de Representantes, así como la gubernatura de estados claves para la elección presidencial de 2016.
6.Ante esta difícil situación política, el Presidente Obama decidió mantener la gobernanza de su gestión a través de decretos presidenciales para los cuales no se requiere la aprobación del Congreso. Así lo dio a conocer en un discurso a la nación el pasado 20 de noviembre.
7.El primero de ellos está relacionado con el tema migratorio. En la ciudad de Las Vegas, Nevada, un día después, dio a conocer el contenido de esta medida que evitará la deportación de cinco millones de migrantes indocumentados, quienes podrán obtener un permiso de trabajo. Serán beneficiarios de él quienes lleven residiendo en el país más de cinco años, cuyos hijos sean ciudadanos estadounidenses o residentes legales, no cuenten con antecedentes penales y realicen el pago de sus impuestos.
8.Obama también anunció la flexibilización del programa Acción Diferida para Llegados en la Niñez adoptado en 2012 que estaba dirigido a los jóvenes nacidos después de 1981 y que llegaron a Estados Unidos antes de junio de 2007, plazo que con las nuevas medidas se amplía  hasta enero de 2010.
9.El presidente de México, Enrique Peña Nieto, manifestó que la medida tomada por su par estadounidense representa un acto de justicia que valora las grandes aportaciones de millones de mexicanos al desarrollo del país vecino, e instruyó a la Secretaría de Relaciones Exteriores para que nuestra embajada y su red de cincuenta consulados otorguen asesoría legal gratuita a los mexicanos que decidan acogerse a este decreto, y refuerce el control fronterizo para garantizar la seguridad y los derechos humanos de los migrantes.
10.Paralizar la reforma migratoria es un error de los representantes populares republicanos, es no querer entender el propio origen de la sociedad estadounidense y desconocer una realidad que requiere soluciones humanas. Sus consecuencias podrán verse no sólo en el corto plazo, sino en la vida y relación de nuestras dos naciones.

No hay comentarios.: