martes, 23 de diciembre de 2014

Guerrero Chimalli, símbolo de progreso y grito de triunfo

Chimalhuacán, Edomex.-Con motivo de la inauguración en Chimalhuacán, Estado de México, de la magna obra artística Guerrero Chimalli, de la autoría del escultor de talla internacional Enrique Carbajal, mejor conocido como Sebastián, se ha desatado una campaña mediática en la que se ataca, en primer lugar, la mencionada escultura de 60 metros de altura y, en segundo lugar, al Ayuntamiento de Chimalhuacán por la "cuantiosa" cantidad de dinero invertida en ella.
Para el municipio de Chimalhuacán es lamentable que ciertos medios de comunicación, con sus dignas excepciones, se abalancen a atacar a un municipio que durante 14 años ha hecho grandes esfuerzos para salir de la marginación en el terreno de la infraestructura urbana y que ahora está trabajando para abatir el rezago cultural, para lo cual estamos invirtiendo recursos públicos pues, de lo contrario, los chimalhuacanos seguirían marginados, sin acceso a la cultura.
El gusto se rompe en géneros, reza un adagio popular; por eso, más que estar en contra de quienes no gustan del Guerrero Chimalli, queremos subrayar que se trata no sólo de una magna obra diseñada por el escultor mexicano más grande y exitoso que existe en el país, y en el mundo entero, con relación a la escultura geométrica. Ésta es una de las razones por las que el municipio de Chimalhuacán está orgulloso del Chimalli, escultura que los chimalhuacanos han recibido con orgullo y alegría.
Incluso, existen expresiones artísticas populares a favor de la escultura, como la reciente composición de una cumbia dedicada al coloso, que puede escucharse a través de las redes sociales en el siguiente link: http://t.co/kWSWV8aLKb
Además, estamos orgullosos de esta magna obra porque está enclavada en medio de colonias populares en donde vive gente de escasos recursos económicos, quienes ahora tienen la oportunidad de tener una obra artística cercana a sus viviendas, la cual pueden disfrutar gratuitamente y apreciar por su grandeza y por la evocación y homenaje que hace de los guerreros del México prehispánico, pues cada uno de sus elementos evocan las características de los guerreros ancestrales, quienes portaban armas y escudos en la guerra, cuestiones que muchos medios de comunicación han soslayado, pero que, reiteramos, los habitantes de Chimalhuacán ha recibido con legítimo orgullo como se demuestra con las multitudes que diariamente se congregan a su alrededor.

No hay comentarios.: