miércoles, 21 de enero de 2015

Patria Nueva

Fidel Herrera Beltrán
 
La Reforma Política del Distrito Federal, fortaleza del federalismo mexicano 


1.El principio federativo consagrado por las asambleas constituyentes que dieron origen a las constituciones políticas que han normado la vida política de México desde su Independencia, requiere atender el derecho que tienen los habitantes de la capital de la República a contar con su propio estado, con todas sus enormes implicaciones jurídicas.
2.Coincido con el doctor Ignacio Burgoa Orihuela, quien afirma en su obra Derecho Constitucional Mexicano que: “[…] el Distrito Federal no es lisa y llanamente el lugar donde residen los órganos primarios del Estado Federal Mexicano, sino que desde el punto de vista jurídico y político es una entidad que, según el Artículo 43 constitucional, forma parte integrante de él [y] como entidad, el Distrito Federal tiene obviamente un territorio que delimita la legislación orgánica respectiva, una población, un orden jurídico y un conjunto de órganos que desempeñan, dentro de él, las funciones legislativa, ejecutiva y judicial”.
3.Actualmente el Distrito Federal (DF) no es estrictamente una entidad autónoma, entre otras causas, porque no cuenta con una Constitución propia; el responsable de su gobernabilidad es un Jefe de Gobierno y no un Gobernador; se rige por delegaciones político-administrativas sin cabildo; la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, (ALDF) no puede proponer reformas a la Constitución federal por no ser Congreso; y no puede hacerse responsable de su endeudamiento público.
4.La realidad anterior llevó a diversos estudiosos a prestar atención a esta inequidad, lo que han discutido en distintos foros. Muy relevante resulta el trabajo del Consejo Consultivo para la Reforma Política del Distrito Federal, que instaló el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, en abril del año pasado.
5.Por su parte, la Comisión Especial para la Reforma del Distrito Federal de la ALDF ha señalado que se requiere “definir una nueva naturaleza jurídica sui géneris que otorgue al DF el estatus de sede de los poderes de la unión y capital de los Estados Unidos Mexicanos, así como de entidad federativa”. En ese contexto, el PRI, por conducto del presidente del Comité Ejecutivo Nacional, César Camacho Quiroz, ha declarado estar listo para “discutir a fondo una reforma de hondo calado para la capital del país”.
6.El modelo democrático propuesto para el DF se caracteriza por su coordinación con el orden federal; a sus ciudadanos se les reconoce la determinación de sus propias estructuras de gobierno y la totalidad de sus derechos políticos que les han sido acotados por habitar en la capital de la República, sede de los poderes federales.
7.El proceso de esta reforma ha pasado por nueve iniciativas de 2010 a 2014, lo que llevado a una larga discusión sobre el futuro normativo de la entidad. La presentada al Senado de la República en agosto de 2014 incluye la modificación de 53 artículos de la Constitución federal vigente por lo cual no ha sido fácil consensuar los puntos de vista en esta representación popular.
8.Incluye, entre otros, los siguientes rubros en estudio: El DF contaría con una Constitución propia con atribuciones de mayor autonomía para su gobierno; cambiaría su definición jurídica a Ciudad de México, ya no sería más un distrito federal sino la ciudad capital; y las 16 actuales delegaciones se convertirían en demarcaciones territoriales equivalentes a alcaldías con órganos colegiados de elección popular directa.
9.La redacción de la nueva Constitución podría realizarse por la propia ALDF o por una Asamblea Constituyente integrada por representantes de los partidos políticos y diversos sectores de la sociedad. Si se acordara la segunda opción se propone que en las próximas elecciones los electores del DF voten por dos Asambleas: una Constituyente y por los integrantes de la ALDF para el periodo 2015-2018. 
10.Las fuerzas políticas nacionales promueven un proceso de innovación gubernamental acorde a las necesidades de modernización de las instituciones públicas para una mejor gobernanza. Será en el Congreso de la Unión donde se analice la viabilidad de las propuestas que lleven a hacer plenos los derechos de los mexicanos que hoy viven en el DF.

No hay comentarios.: