miércoles, 11 de marzo de 2015

Manuel Rosendo Pelayo se olvida que gobierna para todos

San Andrés Tuxtla, Veracruz.- Olvidándose que gobierna para todos como presidente municipal de San Andrés Tuxtla, Manuel Rosendo Pelayo “tiró la casa por la ventana” para realizar un acto masivo con motivo de la toma de protesta de los seccionales del partido tricolor y la inauguración de la casa donde ahora funcionará el comité municipal priista que encabeza Juan Carlos Perrotin, que aseguran las malas lenguas tuxtlecas “era su regidor consentido” y ahora es suplente del candidato a diputado, Jorge Carvallo Delfín. Toda la maquinaria del ayuntamiento sanandrescano fue puesta al servicio del PRI, lo mismo personal del municipio que recursos materiales, agentes viales, policías, y en general. Ha trascendido que hubo cuota de 100 pesos por persona para “invitarlos” a apoyar la ceremonia, y peor aún, Rosendo Pelayo, orgulloso de llevar en su pecho los colores priistas, subió a la tribuna y pronunció un encendido discurso donde llamó a sus paisanos a votar por el único partido “capaz de mover a México”, y desbocado, se ofreció a ir a tocar puertas, casa por casa, en la ciudad y las comunidades, para pedir el voto. En esas andaba cuando el dirigente estatal priista, Alfredo Ferrari Saavedra le tocó por un hombro y le musitó que no lo puede hacer porque lo acusarían de hacer campaña como autoridad, y entonces Rosendo Pelayo reculó y dijo que lo hará en sus ratos libres “y respetando los tiempos”. Mientras tanto, los sanandrescanos se preguntan cuándo su “brillante alcalde” tendrá tiempo para atender los problemas de escasez de agua potable, de alumbrado público, de una mayor seguridad policiaca -aunque hasta el regidor encargado de ese ramo, Guadalupe Minquiz Jara reconoce que no hay dinero ni para echar aunque sea una cuarta parte del tanque con gasolina a las patrullas; para atender a los habitantes de las comunidades, para medio tapar baches en la red carretera del municipio- y deja de usar a los empleados municipales para andarle pegando calcomanías proselitistas a los taxis, ofreciendo a los choferes “vales para combustible” si apoyan a Carvallo Delfín. ¿No sería bueno que el INE le echara un ojito a este sui generis alcalde candil de la calle y oscuridad de su casa?

Gobernantes

No hay comentarios.: