viernes, 8 de mayo de 2015

Capturan en Cuernavaca a ex jefe policiaco que puso a normalistas

Cuernavaca, Mor.- Francisco Salgado Valladares, ex subdirector de la policía municipal de Iguala, Guerrero, señalado como partícipe de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fue detenido por elementos de la Policía Federal en el estado de Morelos.
El ex subdirector, quien llevaba más de siete meses en calidad de prófugo, fue detenido en la ciudad de Cuernavaca, ya que existía una orden de aprehensión en su contra por el delito de delincuencia organizada, debido a sus nexos con el grupo delictivo Guerreros Unidos.
Según las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), Salgado Valladares mantenía relación con integrantes del grupo criminal guerrerense, de quienes presuntamente recibía sobornos de 600 mil pesos para repartir entre los elementos de la Policía Municipal de Iguala y estos protegieran a la organización criminal.
A Salgado se le atribuye apoyar directamente en la detención de los estudiantes en Iguala y participar en el traslado hacia una brecha conocida como Loma del Coyote, donde fueron entregados a los Guerreros Unidos, que a su vez los llevaron al basurero de Cocula.
“El director (de la Policía de Iguala) Francisco Salgado Valladares le pidió al subdirector (de la Policía de Cocula) César Nava González que lo apoyara a trasladar a los jóvenes que se encontraban en el interior de la comandancia, a la misma dirección que es entrada a la Loma de los Coyotes en Iguala, Guerrero, y que ahí se los entregara a las unidades que estaban esperándolos, por lo que subimos a los jóvenes”, declaró Ignacio Aceves Rosales, comandante de la Policía Municipal de Cocula.
Hasta el momento sigue prófugo el ex secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez, y uno de los líderes de los Guerreros Unidos, identificado como Gildardo López Astidillo, alias El Gil.
En las investigaciones de la PGR se establece que ambos, desde sus jerarquías, ordenaron que se ejecutara el “levantón” de los normalistas y su posterior ejecución en el basurero municipal de Cocula, también en el estado de Guerrero. Los hechos ocurrieron bajo la presidencia municipal del perredista José Luis Abarca Velázquez, cuya esposa, María de los Ángeles Pineda Villa también está detenida por estos hechos.

No hay comentarios.: