viernes, 17 de julio de 2015

El aparato productivo de Veracruz, en riesgo de bancarrota y colapso financiero: Pepe Yunes

Veracruz.- “Para Veracruz no hay mañana”, enfatizó el senador de la República Pepe Yunes Zorrilla, quien ante líderes sociales y de opinión de la zona de Xalapa, externó su preocupación por el delicado momento que vive el estado en materia económica, principalmente.
“O se retoma el camino y se le da salida a una enorme problemática, o seguramente estaremos experimentando cuestiones que no queremos para nadie. El principal problema que tiene Veracruz es económico, que se explica en un desorden administrativo particularmente prolongado”, expuso.
En ese sentido, hizo hincapié en el desequilibrio financiero de entre 800 y 900 millones de pesos que hay en la entidad, de lo que ni siquiera existen registros que permitan conocer de manera puntual la magnitud del desfase entre los ingresos y los egresos estatales en cuanto al gasto corriente.
Esto –continuó–, se percibe en “una erosión del aparato productivo, y principalmente para una buena parte de este aparato productivo vinculado directamente con las acciones directas del gobierno, en una posibilidad de bancarrota y de colapso financiero y administrativo”, alertó el Senador por Veracruz.
Pepe Yunes aseveró que recursos etiquetados que fueron proveídos al estado para atender áreas tan sensibles como la de la salud y la educación, “han sido desviados para solucionar algún otro tipo de problema. Eso es lo que ha señalado la Auditoría Superior de la Federación, desvío de recursos, y eso en el ámbito público es una omisión muy grave”.
El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado señaló que la diferencia entre lo que se está gastando y lo que se deja de recibir en la entidad, el gobierno de Veracruz la está equilibrando a través de la contratación de más deuda pública, que de 2003 a la fecha ha pasado de tres mil 500 millones a 41 mil millones de pesos.
“La manera de resolver este desajuste no es ni pidiendo rescates adicionales de la Federación ni endeudándonos más. Es plantear un plan de ajuste administrativo que no va a ser popular, que va a implicar costos. Son medidas que hay que tomar con valentía desde este preciso momento. Lo elemental es poner orden en la administración estatal”, sentenció el legislador federal.

No hay comentarios.: