jueves, 17 de septiembre de 2015

Detectó el STC a 25 conductores de Metro ebrios

Ciudad de México.- En casi cinco años y medio, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) ha sancionado a 108 conductores de trenes del Metro por motivos diversos, que van desde llevar personal no autorizado en la cabina del conductor hasta irse besando mientras dirigen un convoy, pero las razones relacionadas con bebidas alcohólicas son la segunda constante.
24 HORAS solicitó al STC un informe sobre el número de conductores de trenes que han ido sancionados en un periodo del 1 de enero de 2010 al 1 de mayo de 2015, así como la fecha y las razones que motivaron dichas sanciones, pero el Metro se limitó a indicar sólo la cifra de operadores castigados.
No obstante, tras la impugnación y posterior resolución por parte del pleno del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos personales (InfoDF), la semana pasada el Metro emitió una respuesta complementaria en la que detalló sólo los motivos de las sanciones, pero no las fechas ni los años en que se interpusieron las mismas.
De esa manera fue que se pudo conocer que entre el 1 de enero de 2010 y el 1 de mayo de este año fueron sancionados 108 conductores del Metro por los motivos más variados, entre ellos llevar a menores de edad en la cabina o escuchar música en su celular mientras conducen.
Las razones más frecuentes son permitir el acceso a la cabina de conducción del tren a personal no autorizado, seguido de motivos relacionados con el alcohol, como ingerir bebidas embriagantes mientras conducen, no aprobar pruebas de alcoholemia, tener aliento alcohólico, “conducir en aparente intoxicación alcohólica” y “conducir en estado inconveniente”.
En el periodo mencionado fueron sancionados 28 conductores del Metro por permitir el acceso a personal no autorizado, entre ellas taquilleras, y 25 más fueron castigados por razones vinculadas con la ingesta de bebidas embriagantes.
Las siguientes tres razones en importancia son por ir hablando por teléfono celular mientras conducen los trenes; llevar en la cabina a personas ajenas a la Red del STC y permitir el acceso a personal femenino no autorizado.
Otros motivos que destacan son ir conduciendo con audífonos, operadores castigados, quedarse dormidos en la cabina y no poner atención a la conducción del convoy.
Entre los casos de sanción menos frecuentes está subir a menores de edad a la cabina, entre ellos hijos de los conductores, con tres castigados; irse besando con otra persona dentro de la cabina y escuchar música con el celular (sin audífonos).
Finalmente, entre los casos menos repetidos y más extraños está el de agredir a una usuaria en la terminal de Pantitlán, ingerir alimentos al momento de conducir, llevar una mochila grande en la cabina y conducir con parasol.

24 Horas

No hay comentarios.: