viernes, 18 de septiembre de 2015

Los retos y debilidades de Miguel Ángel Mancera

Ciudad de México.- Miguel Ángel Mancera [rinde] este jueves su Tercer Informe al frente del gobierno capitalino, tiempo en el que ha perdido popularidad de forma estrepitosa (pasó de ser el mandatario capitalino que ganó con la mayor diferencia de votos, a uno con mala imagen según las últimas encuestas).
En estos tres años, diferentes temas de su administración han estado en la agenda: el alza del Metro, el programa Hoy No Circula, el cierre de la Línea 12, las protestas en la capital y algunos casos de inseguridad como el de la Narvarte, entre otros.
Mauricio Tabe, presidente del Partido Acción Nacional en el DF; Roberto Remes, director de la organización urbanista y de movilidad Ciudad Humana; y Gerson Hernández, consultor político, nos dan su opinión acerca de la primera mitad de su gobierno y lo que está por venir.
Un primer tiempo “desperdiciado”
El 5 de diciembre de 2012, Miguel Ángel Mancera asumió oficialmente el cargo como jefe de Gobierno de la capital al obtener más del 60% de la votación local, es decir, más de tres millones de votos, de acuerdo al conteo final del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).
Sin embargo, con el paso el tiempo su imagen frente a la sociedad ha cambiado. Algunas encuestas de diarios nacionales lo ubican con una aprobación de 20 a 30%, lo cual se debe, según Roberto Remes, a todo el tiempo que desperdiciado estos tres años.
“Es un Jefe de Gobierno que se ha dedicado a desaprovechar oportunidades. Sólo debió continuar con las acciones de sus antecesores y prefirió confrontarse con ellos y a reconstruir su alianza política”, afirma el especialista. Ahora, agrega, “la administración deja muchos pendientes, tiene una falta de liderazgo y su gabinete responde de distintas maneras”.
La peor crisis de Mancera
Para Remes, el problema más complicado en estos tres años es que Mancera no ha sabido construir una agenda, sino que, al contrario, va detrás de ella y no tiene margen de maniobra.
Por ejemplo, su respuesta ante los problemas de la Línea 12 del Metro pudo haber sido distinta: “pudo haberse reparado en operación o en un tiempo más corto, y lo que se vio es que durante año y medio, el mismo partido que postuló a Mancera falló”.
Gerson Hernández considera que las marchas, el alza del boleto del Metro y la inseguridad focalizada en ciertos puntos de la capital, son los tres puntos más débiles hasta ahora en su administración.
“Casos más negativos y sangrientos que el multihomicidio de la colonia Narvarte ocurren todos los días. En el Metro vemos que la situación no ha cambiado: los vagoneros se drogan, venden mercancía sin factura y la Línea “Dorada” ni a chapa de oro llega”, dice.
El líder panista, Maurcio Tabe, cree que el mayor defecto de Mancera es su propio partido. “(El PRD) considera que el patrimonio público es propiedad de quienes sustentan los cargos. El mayor problema de la ciudad son los 20 años del PRD, y seguimos con los mismos problemas de pobreza, desigualdad, falta de agua, inseguridad”.

Fragmento Ciudadanos en Red

No hay comentarios.: