jueves, 3 de septiembre de 2015

Péndulo Político

RETRATO DE UN PAÍS DESFIGURADO
Por: Emiliano Mateo Carrillo Carrasco
El conocimiento y la información ante esta etapa  de globalización  cibernética y los fenómenos de las tribus financieras y políticas y el ver con objetividad el entorno del país ante un esquema  que por décadas ha propiciado la perdida de la calidad de vida y un estado de bienestar esto ha   permitido adquirir instrumentos que permitan explicar por qué  las acciones de poder público de una burocracia elitista (agazapa en un sistema de partidos) actúa de cierta forma ; y agradecer al Instituto de estudios para la transición democrática, su aportación a la reflexión, y a la acción ideal de nuestro gobierno.
El circulo vicioso de un Estado ineficiente e ineficaz, aunado a la carencia de honestidad, pero si envuelto en un mundo de Disney, mientras el pueblo con problemas graves de supervivencia, de la inseguridad, trabajo insuficiente  de responder  a nuestra juventud a causa de un modelo moldeado a explotar el capital humano de nuestra población. La legitimación del derecho depende de la naturaleza democrática del procedimiento legislativo, que posibilita el consenso. La concepción  procedimental de la justicia puede respaldar lo axiológico y epistémica de la liberación democrática.
EL TÍTULO: RETRATOS DE UN PAÍS DESFIGURADO “IETD”, “La realidad que viven millones de ciudadanos desempleados se enfrentan al problema de una existencia sombría, y otra gran multitud contempla como su trabajo recibe muy poco salario. Solo un optimista tonto puede negar las realidades oscuras del momento, la unión necesita acción y acción rápida .F.D. Roosevelt.
La fractura de la sociedad, datos exhibidos  por Coneval, a un destino  continuo histórico, el largo plazo que ha cincelado un nuevo tipo de sociedad designada al estancamiento, a la pobreza a la mitad de su población, a la inseguridad y a la desigualdad más extrema. El incremento de la pobreza en el país (alimentaria, al ingreso como instrumento de medición de la pobreza, a la pérdida del capital humano  de nuestros jóvenes) a largo plazo, a la adversidad social se acumula y su resultado. Sin esperanza de un cambio radical, sustentable  de la calidad de vida  de más de la mitad  de pobres en el país.
La focalización gubernamental: los ingresos por debajo de la crisis del 2009, y  el ingreso corriente per-cápita  inferior al 9.3% al de 1992, en el 2014 se percibe mensual $ 3024.oo, o sea que en  1992 se tenía un ingreso de $ 3322.00; esto es, la pérdida del ingreso  en 23 años. Por conclusión no alcanza a cubrir las necesidades básicas  de un hogar.  Los servicios básicos  muy lastimados y a la demanda creciente  de la población  de más de 118 millones de habitantes. El 20.5% de la población no es pobre ni es vulnerable, una sociedad  que ha emergido  de las crisis y de las respuestas  a la crisis, una sociedad acostumbrada al estancamiento, insegura ante los riesgos de la vida, y extremadamente desigual con salarios artificialmente reprimidos, no hay reducción de pobreza a través del tiempo(décadas)y decenas de cambios estructurales en la economía. A las reglas  y metodología  de medir la pobreza en base al ingreso.
La política pública y el eje de la moral, axiología y la teología, ante la descomposición del tejido social. México se  sacude esa modorra (torpeza, letargo), y esa  costumbre de ver a la miseria de masas  como parte del paisaje social, un hecho (natural) permanente e irremediable. El gasto público visto como estrategia nacional, en ejes bien focalizados: social, educativo, de desigualdad  de alimentación, el salario, en base a una regionalización  de desarrollo, para activar nuestra sensibilidad colectiva ante  la desigualdad y el incremento  de la pobreza, por acciones endógenas  no eficientes y eficaces.
Las elites políticas, hasta hora, han consistido en un acto reflejo, una confirmación que nos aferra a la misma dirección, sin admitir cambios y sin siquiera iniciar una revisión. El discurso mediato, pragmático, obcecado, insensible y simulador, ante una realidad de país de millones de mexicanos  en pobreza y desigualdad social.
SALARIO: los salarios empobrecedores, esto es, la pobreza por ingresos y a la pobreza en general, donde estamos en medio  de otra década  de pérdidas o estancamientos, de una política  social que no ha permeado en la población, aunado a la oligarquía kakistocrata. Una precarización del empleo  y de los ingresos, y que ese talón de fondo está anclado en la pobreza cruda y persistente  que resiste las políticas públicas.

No hay comentarios.: