lunes, 21 de diciembre de 2015

Columna Sin Nombre

LOS HUÉRFANOS DE CIRILO

Por: Pablo Jair Ortega

No tiene mucho rato que en la autopista La Tinaja-Cosoleacaque, en el tramo Cosamaloapan-Acayucan, se dio una tragedia y una ola de asaltos masivos donde fallecieron al menos dos personas (otras versiones indican que fueron más, pero las autoridades se reservaron el número para “evitar” el escándalo).
Este tramo, aparte de ser el más horrible de todos por los baches, huecos, falta de vigilancia, etc., forma parte de un corredor de lo que quizás es la zona más violenta del estado de Veracruz, con historias de gavilleros, pistolerismo y grupos de poder regional que disputan a balazos y con venganzas que llevan años.
En esta región se recuerda el control del otrora llamado “Cacique del Sur”, Cirilo Vázquez Lagunes, ejecutado el 19 de noviembre de 2006.
Cirilo se rodeaba de pistoleros para su propia seguridad y así lo confirman muchas anécdotas de quienes lo conocieron en el auge de su poder en los ranchos “El Okú” y “El Mangal”, durante los años 70 y 80, en donde se veían trepados en los árboles a los sicarios.
Pareciera que el legado de Cirilo no termina, pues se recuerda que los sicarios del popular líder regional ponían retenes en los caminos para asaltar a los transeúntes.
Al parecer la tradición permanece y los huérfanos de Cirilo Vázquez Lagunes (no sus hijos) andan cometiendo de las suyas en lo que alguna vez fueron sus dominios.
Es un territorio difícil y no se ve a nadie metiendo orden; de hecho, pareciera que los delincuentes tuvieran una patente de Corzo para asaltar los camiones de pasajeros y carga como en el viejo oeste
Otros dicen que es ya parte de una tradición; una especie de “deporte” en esta zona caliente, nomás para demostrar que uno es muy cabrón.   

No hay comentarios.: