jueves, 18 de febrero de 2016

Primo de Padrés obtiene 1.2 mdp por venta de plazas magisteriales

Hermosillo, Son.-  La Fiscalía Especializada en la Investigación de Hechos Anticorrupción descubrió una red de cinco vendedores de plazas magisteriales en la secretaría de Educación y Cultura (SEC) liderada por Agustín Antonio Padrés, primo del exgobernador Guillermo Padrés.
De acuerdo con la autoridad estatal, al acusado se le imputan cargos de fraude, falsificación de documentos y asociación delictuosa supuestamente por vender cargos públicos en la secretaría hasta por 80 mil pesos.
Como sus cómplices, fueron identificados los también exfuncionarios de Padrés: Ramón Alberto Valencia López, Juan Pablo Gastelum Leyva, Gustavo Adolfo Vega reyes y Mario Valenzuela Guerrero.
El fiscal Anticorrupción, Odracir Espinoza Valdez, detalló que existen al menos 18 denuncias en contra del primo del exmandatario panista y se logró documentar que por la presumible venta de puestos trabajo acumuló más de un millón 200 mil pesos.
“Agustín Padrés le comentó a Ramón Alberto Valencia que tenía la facilidad de gestionar plazas de docentes y prefectos en la SEC, ya que se ostentaba, según los dichos de las propias víctimas, que era familiar del entonces gobernador Guillermo Padrés Elías, lo cual le permitía tener un puesto de elevada responsabilidad en esa secretaría por lo que le propone que consiga más personas interesadas en obtener las plazas”, subrayó.
No sólo eso. El llamado zar anticorrupción destacó que esta red de corrupción tenía la capacidad de extender nombramientos apócrifos a las víctimas.
Durante la presentación de esta célula de contrabandistas de influencias también se dijo Agustín Antonio Padrés, primo del exgobernador acusado de enriquecimineto ilícito y lavado de dinero, tenía el nombramiento de subdirector adscrito a la Dirección General de Participación Social de la SEC y tomaba protesta a las víctimas.
“Dos de los sospechosos ya fueron detenidos, pero Juan Pablo Gastelum Leyva, Gustavo Adolfo Vega Reyes y el señor Agustín Antonio Padrés, al momento se encuentran prófugos de la justicia, contra quienes existe ya una orden de aprehensión para detenerlos, por eso les pedimos que difundan los nombres para encontrarlos porque son presuntos responsables de la comisión de los siguientes delitos: fraude, asociación delictuosa y falsificación de documentos”, agregó Odracir Espinoza.
En caso de ser encontrados culpables, los sospechosos podrían alcanzar una pena superior a 20 años de prisión, multa e inhabilitación para ocupar cargos públicos, además de que por ser exfuncionarios públicos y la gravedad de los delitos, no alcanzarían fianza.
Finalmente, el fiscal Espinoza admitió que no cuenta con fotografía alguna para identificar al acusado, pese a que desde hace un mes se le dictó auto de formal prisión.

Proceso

No hay comentarios.: