viernes, 4 de marzo de 2016

Condenas a mujeres relacionadas con delitos por drogas son exageradas: Expertas

México.- El 53 por ciento de las mujeres acusadas por delitos del fuero federal se encuentran en prisión por delitos vinculados con drogas, señaló Ana Pecova, directora de la organización Equis, Justicia para las Mujeres.
Al presentar el documento “Propuestas de reformas legislativas y de políticas públicas para casos de mujeres encarceladas por delitos de drogas en México”, la estudiosa detalló que la mayoría de estas mujeres son viven en condiciones de pobreza y bajos niveles educativos.
Pecova indicó que dichas mujeres ocupan los eslabones más bajos de la estructura del narcotráfico y son fácilmente reemplazables, por ello, dijo, su encarcelamiento no afecta sustancialmente el funcionamiento de los grupos delictivos.
La postura fue sustentada por la investigadora del Ciesas, Elena Azaola quien detallo que de las 3 mil mujeres en prisión por este delito, el 44 por ciento fueron condenadas sólo por transportación, en tanto que 30 por ciento fueron sentenciadas por posesión.
De acuerdo con el estudio, presentado en la Casa Lamm, muchas de las mujeres reciben penas de 10 o más años en las cárceles lo que provoca una ruptura de la dinámica familiar pues, un gran número de ellas, son madres y jefas de familia.
En su turno la diputada por el Partido Revolucionario Institucional, (PRI) Mariana Benítez resaltó que las mujeres en prisión por lo general sufren de una triple discriminación derivada por su condición de género, por permanecer presas, por pertenecer a grupos marginales.
Al tomar la palabra la magistrada del séptimo tribunal colegiado en Materia penal, Lilia Mónica López Benítez, resaltó que esta información resulta alarmante, no obstante, se dijo, más impactada por los motivos de ingreso debido a las condiciones de ignorancia, pobreza o marginación.
Por ello resaltó que resulta necesario crear una nueva agenda en políticas de drogas y en la impartición de justicia, que podría sensibilizar la penalización de las conductas, pues el marco actual es rígido y altamente punitivo.
“Esto implica el respeto, a la dignidad, igualdad y no discriminación, aplicar la ley buscando la norma más favorable para estás mujeres”, concluyó.  

SDP Noticias

No hay comentarios.: