jueves, 25 de agosto de 2016

Al Grano…

PRI deberá reconsiderar  la figura de la nueva dirigencia en Veracruz
 
Por: Guillermo Carvallo Cano

Derivado del urgente y necesario relevo de la dirigencia estatal del PRI en la entidad que por segunda ocasión dirige Felipe Amadeo Flores Espinoza, los militantes de ese instituto político deberían de ser tomados en cuenta, al menos para que por primera vez se busque encausar en el cargo a un personaje del pueblo, un hombre comprometido y que garantice la recuperación de los espacios perdidos en la elección próxima pasada, toda vez,  que  pasada la etapa electoral vendrán de nuevo varios retos para el Partido Revolucionario Institucional,  con aun,  y pese al repudio generalizado por  la pésima administración estatal del duartismo, que se ha reflejado en hartazgo social, poco más de 900 mil votos obtenidos en el estado.
Por tanto, entre los retos habría que buscar,  primeramente aceptar ser, y reconocerse al interior como una oposición, que tendrá que presentarse fuerte y respetable ante un gobierno electo que ha generado muchas expectativas, de entrada se necesita un dirigente que a mi parecer cumpla 3 requisitos básicos, el primero  Capacidad Técnica y de Conocimiento para entablar un diálogo abierto de propuestas y soluciones a los problemas del estado, el Segundo tendría que tener una militancia probada,  que haya caminado y conozca los municipios, y Tercero;  Que tenga cercanía con la gente y quiera al partido, sus principios valores como honestidad probada para conservar su palabra.
Pero aunque usted no lo crea, si existe uno así, toda vez que la gran mayoría que buscan el cargo solo es para servir a tal o cual grupo de interés, menos a la militancia, por tanto, los requisitos antes descritos no lo reúnen los que se han intentado postular, con el pretexto de rescatar al partido desde su dirigencia, y como bien le decía amable lector,  hay un personaje que me atrevo mencionar reúne los 3 requisitos, se trata de  Víctor Hugo Alarcón Limón, hombre que ha trabajado de cerca con la militancia,  con experiencia en la administración pública ya que fue director de ICATVER en el estado , director  de la Junta de Mejoras y Delegado estatal de Diconsa por mencionar algunas responsabilidades, no se le conoce situación alguna que manche su desempeño y es de esos priistas aun jóvenes que podrían empatar con el estilo de Enrique Ochoa, el dirigente nacional,  Víctor Hugo es de dialogo abierto y franco, su carrera la ha logrado más allá de pertenecer a un grupo político, sino llegando a consensos, ahí hay un elemento que debe ser tomado en cuenta, que levanta la mano para enfrentar lo que vendrá que no será fácil como oposición.
Ahí está la propuesta en la que se ha coincidido entre los priistas bien nacidos de todo el estado, pero de no ser tomada en cuenta y de continuar el PRI con los vicios de antaño, con todo y el fracaso del pasado 5 de junio, estaríamos hablando de un partido que no sabe aprender de las derrotas y que seguirá sujeto al  rechazo ciudadano. Al tiempo…

No hay comentarios.: