miércoles, 10 de agosto de 2016

Otra más de las venganzas palaciegas contra Miguel Ángel Yunes Linares

Veracruz.- Tratando de congraciarse con un pueblo al que ha ofendido, agredido y vilipendiado, Javier Duarte de Ochoa entregó este martes las 7 mil basificaciones a trabajadores de confianza del Estado que le autorizó su Congreso a modo, y con ello provoca severos conflictos a la administración que lo sustituirá en los primeros minutos de Diciembre.
Duarte, quien al principio de su administración habría dicho que ampliaría la planta laboral de su gobierno ya que los recursos serían usados en beneficio de los gobernados, simple y llanamente se olvidó de aquel compromiso, y contrario a ello abre un boquete a las finanzas del sucesor al heredarle más de 7 mil empleados en otra más de las venganzas palaciegas contra Miguel Ángel Yunes Linares que le ganó la elección del pasado 5 de Junio.
Ufano, y enarbolando la consigna “si se pudo”, propia de los grupos independientes que a base de presiones consiguen, finalmente, beneficios, el, todavía, Gobernador en turno encabezó en el Museo Interactivo de Xalapa rodeado de servidores públicos y dirigentes sindicales, el acto de entrega de las basificaciones “para que nadie pierda su empleo” al final de su mandato, aunque más que un plan de apoyo a los que menos tienen, es una acción soterrada contra el sucesor que verá incrementarse su presupuesto destinado a gasto corriente, sobre todo ahora que la Entidad atraviesa por una grave crisis financiera producto del saqueo oficial de quienes siguen “gobernando”.
Duarte dijo: “Me comprometí con ustedes y hoy les estoy cumpliendo. Con la firma de este día, se procede al reglamento que dará plena vigencia a la formalización de las relaciones del personal de la administración pública centralizada en el Poder Ejecutivo del Estado, muchas felicidades”, al tiempo que hizo un reconocimiento a los diputados a modo, “por la gran gallardía y alto sentido de la responsabilidad (con la que), avalaron la iniciativa que hace justicia a miles de familias veracruzanas, un sueño que por décadas estaba pendiente y que hoy es una realidad”.
Lo que no dice Duarte es que los beneficiados con esas nuevas plazas son recomendados, parientes de familiares, amasias o amasios y todo aquel que cuenta con una “palanca” en el actual Gobierno. Se veía tan ufano, que a la lideresa de la sección 26 del Sindicato de Salud, Luisa Ángela Soto Maldonado, la llamó “mi hermana”, al tiempo que le recordó que este día debe ser histórico –acaso en espera de un homenaje-, porque se hace realidad el sueño de miles de familias veracruzanas, de tener la seguridad social, de tener la seguridad de que al terminar ésta y administraciones futuras, nadie perderá su empleo.
Y en el peor de los cinismos, indicó que mientras otros hablan de discordia y mentira, su gobierno responde con empleos para miles de familias veracruzanas, soslayando que son los únicos que se han creado, y que no benefician a quienes realmente lo necesitan sino a recomendados
 
Gobernantes

No hay comentarios.: