jueves, 17 de noviembre de 2016

Papel Social

El México de hoy comprometido con  la generación energética derivada de tecnologías limpias 
 
Por: Javier Herrera Borunda

El pasado 4 de noviembre entró en vigor el Acuerdo de París como resultado de la XX Conferencia sobre Cambio Climático, emprendida por la Organización de Naciones Unidas ante los inminentes problemas que representan las consecuencias del cambio climático a nivel global y la necesaria acción concertada de todos los países del mundo para mitigarlas y continuar con un desarrollo sostenible que no afecte nuestra sobrevivencia en el planeta y la de futuras generaciones. Cuatro días después, en seguimiento a las acciones suscritas en el Acuerdo se dio inicio a la vigésima primera Conferencia en la ciudad de Marrakech, Marruecos, que sesionará hasta el 19 de noviembre.
Mediante el trascendente Acuerdo de París, 198 países se comprometieron a contener los efectos del cambio climático a nivel global a partir de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Nuestro país se marcó como objetivo reducirlas en un 25% para el año 2030, impulsando el uso de tecnologías limpias en la generación de electricidad y en los procesos industriales. Sin duda un gran reto.
Como lo señaló en este mismo día el Ejecutivo Federal, el logro de esta meta requiere de acciones concretas para cumplir cabalmente con este compromiso internacional. Entre ellas se encuentra la urgencia de alcanzar una tasa cero en la deforestación de nuestros bosques y selvas que es una de las más intensas en el planeta como apunta el Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México, ya que cada año perdemos 500 mil hectáreas de estos ecosistemas al cambiar su uso de suelo para la explotación agrícola o ganadera.
Otras medidas se relacionan con el mejoramiento de la capacidad de adaptación de los municipios con mayor vulnerabilidad a los efectos del cambio climático: la protección a la población como primera prioridad ante los fenómenos hidrometereológicos extremos a través de los Atlas de Riesgo que muestran grandes avances en la mayoría de las entidades federativas y las medidas preventivas que ha desarrollado el Sistema Nacional de Protección Civil; el aumento a la resiliencia de la infraestructura estratégica del país y de los ecosistemas, así como la aceleración del crecimiento de las energías limpias.
En este sentido, son destacables iniciativas como la que recientemente realizó el gobierno del estado de Jalisco al enviar al Congreso local la iniciativa de crear una Agencia de Energía que tendrá por objetivo promover proyectos de inversión privada para la generación de energía sustentable y que ya fue aprobada por el Poder Legislativo de la entidad.
La Agencia funcionará como un organismo público descentralizado del gobierno estatal y  estará conformado por especialistas en el tema que han laborado en centros de investigación e instituciones de educación superior. Su objetivo se centra en el impulso y vinculación de la inversión privada con tecnologías de generación de energía sustentable. Actualmente ya trabaja en treinta proyectos de energía solar con la intención de incrementar la capacidad energética con tecnologías limpias y alcanzar en el 2024 la autosuficiencia. El estado de Jalisco ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en demanda energética y actualmente sólo produce el nueve por ciento de la misma.
Las acciones emprendidas por el gobierno jalisciense además de encaminarse a incrementar la capacidad estatal de producción energética, coadyuvarán, sin duda, al alcance de las metas internacionales del país en materia climática, ya que tiene proyectado generar el 35% de su producción energética con tecnologías limpias y de fuentes renovables.
Al respecto, el Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México en el Congreso de la Unión reconoce cualquier esfuerzo que permita sumar a la consecución de las metas ambientales a las que se ha comprometido nuestro país con gran responsabilidad global y exhorta a todas las entidades federativas a continuar realizando iniciativas que contribuyan a garantizar un medio ambiente sano para todos los mexicanos.
Asimismo, considerando el contexto presente de volatilidad en los mercados internacionales y de austeridad en las finanzas públicas nacionales, es indispensable generar alternativas para el financiamiento de nuevos proyectos con el apoyo del sector privado aprovechando los esquemas legales que hoy permiten incluirlo en el impulso de proyectos que tengan beneficios sociales a pequeña y gran escala.
Desde estas líneas nuestro reconocimiento a todos los gobiernos estatales y a todos los mexicanos que contribuyen en el compromiso de salvaguardar nuestros recursos naturales en beneficio de una convivencia armónica con el medio ambiente. Las nuevas generaciones nos respetarán por haber tomado las medidas pertinentes a tiempo.

No hay comentarios.: