jueves, 2 de febrero de 2017

Constitución Política del 1917 es fundamento del acuerdo nacional y base de los consensos

Ciudad de México.- El presidente de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños Aguilar, afirmó que la Constitución Política del 1917, a pesar de las 699 modificaciones a sus artículos, existe como realidad política y jurídica, siendo el fundamento del acuerdo nacional y base de los consensos.
En Sesión Solemne, con motivo del centenario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, el legislador precisó que esos cambios han hecho de la ley fundamental una norma acorde a los tiempos y las realidades cambiantes de la nación.
Destacó que a pesar de sus muchas transformaciones derivadas de la evolución histórica, la Constitución de 1917 continúa ofreciendo una vida institucional en términos políticos y jurídicos para encauzar la transformación y el cambio social. “Sigue siendo factor de estabilidad y seguridad nacional. Es referente histórico vivo que dicta aun el devenir del país”, comentó.
“Hoy como antes, la Constitución nos une y nos da identidad como nación. Como ciudadanos y legisladores de la República honramos la Constitución todos los días en el ejercicio de la representación política plural de la sociedad. Y como parte de este compromiso cotidiano, debemos reflexionar sobre su alcance y contenidos en esta actualidad”, añadió.
Bolaños Aguilar precisó que a punto de conmemorar el centenario de su promulgación, es pertinente decir que el documento fundamental ha experimentado una transformación tal que es conveniente y necesario hablar de un nuevo momento, un nuevo ciclo en la historia constitucional mexicana.
“Si asumimos que representa el fundamento del acuerdo político que da cohesión a nuestra nación y que en ella debe plasmarse el proyecto social y de desarrollo del país, es por demás evidente, entonces, que la historia constitucional de México ha iniciado un nuevo ciclo”, observó.
La Constitución, mencionó, ha sido un acuerdo sólido y al mismo tiempo flexible, pues ha sido capaz de transformarse y adaptarse a nuevas realidades y aspiraciones. “Es un ente dinámico y adaptable, no puede concebirse en forma alguna como una realidad rígida e inamovible, incapaz de representar realidades y aspiraciones de una nación en movimiento, abierta y cada vez más participativa”.
El diputado presidente resaltó que las reglas, formas e instituciones que le dieron forma a la política, la economía y la sociedad del México de la posrevolución y de finales del siglo XX han cambiado de manera definitiva. “Lo han hecho por la demanda de la sociedad y de las fuerzas políticas nacionales y han sido éstas las que han impulsado la modificación del texto normativo fundamental, para actualizarlo y perfeccionarlo a las nuevas realidades sociales y económicas del país”, explicó.
Enfatizó que hoy hay nuevas reglas e instituciones, así como una cada vez más fortalecida autonomía. “Nuevas reglas de control y de equilibrio de Poderes y, por tanto, vemos el desarrollo de nuevas formas de ver y de entender a la política y a la sociedad”.
También dijo que la Constitución es continuidad histórica y realidad presente. Las reformas constitucionales impulsadas en los últimos años han rediseñado el escenario político y jurídico nacional, de una manera íntegra, proyectando al país de lleno hacia el siglo XXI, precisó.
Subrayó que en la víspera del centenario de la promulgación de la Constitución, la Cámara de Diputados con este acto además inicia el segundo periodo de sesiones de su segundo año de ejercicio y ratifica sus compromisos con la sociedad y con México en su propósito de legislar activa y decididamente para contribuir desde la democracia parlamentaria al mejoramiento de la nación.
La diputada Miriam Dennis Ibarra Rangel (PRI) afirmó que la Carta Magna es piedra angular de todas las libertades y derechos, y desde su promulgación, cientos de modificaciones a su contenido atestiguan cómo se requiere de un esfuerzo permanente de los legisladores para mantenerla actualizada al proyecto perpetuo que representa la nación. 
Llamó a la unidad, la cual hace cien años permitió que los constituyentes generaran un marco jurídico y tener instituciones sólidas. “Hoy nuestro llamado es por la unidad y por el interés superior de la nación”. Anunció que el PRI propondrá una iniciativa para reducir 100 diputados federales y 32 senadores plurinominales a la representación legislativa.
“México tiene ahora una Constitución viva y fuerte; es la expresión inequívoca de la soberanía; seamos fieles a sus ideales, porque solo así lograremos la nación que deseamos. Ante la adversidad, la unidad es fundamental. La Constitución nos une y con ella, como escudo y guía ante el desatinado inicio del gobierno de los Estados Unidos, mostraremos dignidad, fuerza, haremos valer nuestra soberanía y defenderemos lo mejor del país, que somos todos los mexicanos”, agregó.
Por Acción Nacional, la diputada Guadalupe Murguía Gutiérrez explicó que la Constitución de 1857 puso los cimientos para la del 1917, en donde la nueva legislación debía consolidar instrumentos como el juicio de amparo e instituciones como el Ministerio Público, pero que también creía en la revolución social, luchaba por la clase obrera, y por la educación.
“Aquí está la división de poderes, los derechos fundamentales, la democracia y mecanismos electorales, los principios que rigen el federalismo y la política internacional, el Poder Ejecutivo, Judicial y nuestro Congreso, sede principal del diálogo y el consenso”, expresó.
En su turno, el diputado  Agustín Basave Benítez, del PRD, aseguró que para la ciudadanía se dificulta la accesibilidad y legibilidad de la Constitución Mexicana, la cual contiene cerca de 70 mil palabras, muchas de las cuales sobreguarda conquistas legislativas del Constituyente Permanente. “Eso es lo que yo llamo el esteticismo del Legislativo y es herencia del imperio español”.
“Al ser difícil de aplicarse, la norma formal se convierte en la espada de Damocles y deja de ser referente del comportamiento individual y social, del acátese, pero no se cumpla del siglo XVI, que sigue vigente en el XXI”. Propuso rehacer la actual Carta Magna para que tenga “normas flexibles que se apliquen inflexiblemente, en suma un sencillo mapa de navegación que permita deambular a cualquiera”.
Por el PVEM, la diputada Jorgina Gaxiola Lezama consideró que en la conmemoración de los cien años de la Constitución, es momento para consolidar las palabras plasmadas en ella para proteger a todos y cada uno de los mexicanos sin exclusión alguna; condenó cualquier acto que violente los derechos de los demás y “refrendemos en el interior y en el extranjero que nuestro país abraza y respeta a todos los individuos por igual, sin distinción de razas nacionalidad, género, credo, preferencia sexual o condición social”.
La Constitución diluye las diferencias “alentándonos a construir puentes y no muros, ni físicos ni ideológicos, nos alienta bajo su protección a crear para nosotros mismos vidas con causa que contribuyan al fortalecimiento del país y a portar con orgullo la nacionalidad mexicana”: “hoy es momento de unión, no de demagogia, nos debemos a México; debemos honrar la ley y sumar esfuerzos  para erradicar con seriedad la corrupción que corroe cualquier sentido de unidad entre nosotros”.
El diputado Rodrigo Abdala Dartigues (Morena) dijo que el mejor ejemplo de unidad y defensa de nuestra soberanía, es regenerar los principios esenciales e históricos de la Constitución que hoy honramos. Los ciudadanos exigen conformar un proyecto alternativo de nación que permita salir de la crisis y “salvaguardarnos de las agresiones y amenazas del exterior, y que la mejor forma de hacerlo es aglutinarnos en torno a los valores que dieron origen a nuestra Carta Magna”.
Estos cien años de trayectoria moderna constitucional no han estado exentos de claroscuros y en los últimos 25 años, una constante en las reformas ha sido la decadencia de los valores fundamentales que dieron origen a la Carta Magna; por ello, esta es una excelente oportunidad para mirar el pasado y revalorar el origen del pacto social fundamental.
El coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich, refirió que el centenario de la Constitución es conmemorado en medio de una de las crisis más severas de la historia contemporánea del país y “esta fecha debe ser punto de partida para entender que nuestros modelos de organización y el ejercicio del poder están agotados. La sociedad está agraviada y manifiesta un descontento profundo por el desempeño de las instituciones y la clase política”.
Al contexto de ofensa y desconfianza en las autoridades, se suma el enorme reto que representa la nueva administración en Estados Unidos, porque no sólo impactará la relación con ese país, sino de manera global. “Nuestro desafío es entender que la trasformación de la vida pública no puede esperar y que las soluciones deben ser más grandes que los problemas. La pregunta no es en qué falla la Constitución, sino quienes detentan el poder y colocan sus intereses particulares por encima de los públicos”.
Luis Manuel Hernández León (Nueva Alianza) destacó que a cien años de la promulgación de la Constitución se requiere brindar una agenda compartida para retornar la confianza en las instituciones y para ello, es necesario que la Carta Magna se adapte a la nueva realidad social.
La conmemoración de la Constitución representa un acto de orgullo nacional, solidaridad, valor y coraje para enfrentar tiempos difíciles, como los que en la actualidad atravesamos y en donde “exigimos respeto –como lo dijera Juárez– al derecho ajeno, y a nosotros mismos”. “Convocamos a una tregua en favor de la nación y de los mexicanos dentro y fuera de nuestras fronteras”, enfatizó.
El diputado del PES, Eric Flores Cervantes, llamó a revisar íntegramente nuestra Carta Magna, “es necesario crear un nuevo régimen político que trascienda y confronte los nuevos tiempos y, por qué no, crear un nuevo pacto social que garantice nuevas atribuciones al Congreso de la Unión, revisar y redimensionar sus facultades”.
A cien años de la promulgación de nuestra Carta Magna, es momento de marcar un parteaguas en nuestra historia, tiempo de unidad nacional y trasformar al país, atravesar la incertidumbre que vivimos privilegiando los puentes de entendimiento y enfrentando los muros de la intransigencia de los poderes imperiales. Asimismo, mantener vigente la Constitución.
El diputado independiente, Manuel Clouthier Carrillo, dijo que en el contexto del aniversario de nuestra Constitución, en materia de derechos humanos, “no hay nada que festejar”.
Señaló que “la gente está harta de los privilegios de la clase política y de ser el pueblo quien pague la corrupción y la ineficacia de los malos gobiernos. Es momento de que el Gobierno recorte su gasto, cambiar el Congreso de la Unión disminuyendo el número de diputados y senadores y eliminar la discrecionalidad, opacidad y privilegios en el manejo de los recursos públicos”.
A la Sesión Solemne acudió en representación del Ejecutivo federal, el subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaria de Gobernación, Felipe Solís Acero.
Posteriormente, se dio por leída el acta de esta sesión, se levantó y se citó a la Ordinaria que tendrá lugar mañana jueves 2 de febrero a las 11:00 horas.


No hay comentarios.: