viernes, 3 de febrero de 2017

Política en Movimiento

Los legisladores vende-patrias y Trump

Por: Angélica Beltrán

Las amenazas del presidente Donald Trump, filtradas en conversación con Peña Nieto, de enviar tropas a nuestro país para acabar con el narco, constituyen un pretexto como otros tantos en la historia de Estados Unidos, para someter a México. Y en estos momentos, presagian acciones de parte del gobierno norteamericano que quizás aún no vislumbramos.
El narco mexicano es un pretexto, ya que en territorio norteamericano habita, crece y se desarrolla de igual manera una mafia del narcotráfico, más fuerte y poderosa que la propia mafia mexicana. ¿Pues acaso no existe una red de distribución y comercialización en el país vecino del norte? Claro que sí, sólo que de esta red delincuencial no se habla, ni se le investiga, pues mantiene un estrecho vínculo con las fuerzas políticas y económicas de ese país, de ahí que no sufra persecución.
La guerra de Trump contra el narco mexicano, los migrantes y las relaciones comerciales, son pretextos como otros tantos que ha utilizado el gobierno gringo a lo largo de su historia para atentar contra la soberanía y estabilidad de los países. Lastimosamente en esa misión han contribuido mexicanos en el poder.
Los legisladores “vende-patrias”
Sólo como dato curioso, y parte de la historia reciente del Congreso mexicano, vale la pena traer al presente las “reformas estructurales” y “de gran calado”, para comenzar a armar un rompecabezas que comienza a tomar forma hoy por hoy.
Las reformas “de gran calado” promovidas en tiempos del entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, abrieron candados que protegían el territorio y la riqueza nacional, así como la riqueza social, tal como el ejido, que ahora ya puede enajenarse.
En este punto de la declarada guerra de Trump a México, cobra especial relevancia una de esas Reformas, la reforma al artículo 27 constitucional promovida en el Congreso por Manlio Fabio Beltrones, primero desde el Senado y luego desde la Cámara de Diputados, en un lapso de cinco años, de 2008 a 2013, cuando se aprobó y con ello se legalizó la venta de terrenos y playas comprendidos en la zona de seguridad del país.

Dicha franja comprende 100 kilómetros hacia dentro de nuestras fronteras norte y sur, y 50 en las playas; cuya ocupación por extranjeros estaba prohibida en la Constitución  por ser la zona que deben ocupar las fuerzas de seguridad nacional en caso de un intento de invasión, por lo que la venta de esos terrenos a extranjeros estaba prohibida.
Sin embargo, los cambios al 27 constitucional abrieron esa posibilidad y además,  legalizaron ventas ya realizadas a extranjeros en esa zona restringida, a partir de fideicomisos respaldados en una ley –anticonstitucional—que promulgó en 1993 el entonces presidente Carlos Salinas, conocida como Ley de Inversión Extranjera; la que permitió emitir ---antes de la Reforma- unos 50 mil permisos para constituir fideicomisos en la zona de seguridad nacional en Sonora, Colima, Guerrero, Oaxaca, Nayarit, Baja California,  Quintana Roo y Tamaulipas.
Por lo que todas las compras bajo esa modalidad eran ilegales hasta que Beltrones logró la aprobación de la reforma de “gran calado”, para lo cual sirvieron de piones al menos dos legisladores que promovieron a nombre propio esa Reforma, a lo largo de dos legislaturas.
Beltrones Rivera, Moreno Rivera y Zatarain González
A saber, Carlos Zatarain, diputado del PRI, de quien se deslindaron sus compañeros de bancada y aclararon ante el pleno que se trataba de una reforma a título personal del diputado sonorense, y a quien le llamaron “vende-patrias” al término de su intervención en tribuna, en cuya justificación expresó que los tiempos de las invasiones habían pasado, y era tiempo de abrir a la venta los terrenos en la zona de seguridad nacional, esto en 2008, 60 legislatura.
Entonces la reforma al 27 constitucional no pasó; fue hasta la legislatura 62 cuando el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el perredista Julio César Moreno, defendió a ultranza la iniciativa de Manlio Fabio Beltrones, también diputado federal en esa legislatura.
Noticias México
Luego de la aprobación de la reforma al 27, que permitió la compra a extranjeros de terrenos y playas comprendidos en la franja de seguridad nacional, el diputado perredista fue elegido --por mayoría priista-- presidente de la Cámara de Diputados en 2015.
Bajo este panorama de traiciones veladas, reformas de “gran calado” que benefician a capitales extranjeros, no a los mexicanos, pedimos a los políticos inmiscuidos que no se den golpes de pecho, como es el caso de Beltrones Rivera, quien con cápsulas de video difundidas en redes sociales, ha salido en defensa de la soberanía nacional. ¡Basta de demagogia! Es hora de los juicios políticos.

No hay comentarios.: