viernes, 21 de abril de 2017

Por delincuencia cierra 50% de negocios en Ciudad Cuauhtémoc, Ecatepec

Ecatepec, Estado de México.- Al menos 50 por ciento de pequeños negocios, entre farmacias, consultorios médicos, tiendas de abarrotes y otros, han tenido que cerrar en la comunidad de Ciudad Cuauhtémoc, en Ecatepec, obligados por la actividad de grupos criminales que les exigen "renta" para dejarlos operar sin problemas.
En un recorrido efectuado por este diario a petición de vecinos que pidieron mantener en reserva su identidad por temor a los grupos delincuenciales, se constató que al menos 50 por ciento de los establecimientos que se ubican sobre las avenidas principales de acceso se encuentran cerrados.
El panorama que se observa en esta colonia, enclavada en el cerro de Santa María Chiconautla, a plena luz del día, es desolador, parecería una ciudad "fantasma y no Cuauhtémoc, como fue nombrada hace más de 30 años cuando empezó a poblarse esta parte del municipio.
"Muchos vecinos se han ido de aquí, agobiados por los renteadores y la inseguridad, pero quienes no tenemos la economía permanecemos en este sitio, en donde la ley que impera es la de los delincuentes que trabajan bajo el amparo de policías municipales, que no hacen nada cuando denunciamos", aseguraron los colonos.
Recordaron que en esta comunidad, considerada como una de las más inseguras, han sido asesinados una médico, una despachadora de colectivos, dos trabajadores del volante, entre los casos más sonados, y solo por el hecho de haberse negado a las exigencias del crimen organizado.
Afirmaron que a pesar de que las autoridades han instalado seis Bases de Operaciones Mixtas (BOM) en Ecatepec, los convoy que circulan por Ciudad Cuauhtémoc siempre van acompañados por los vehículos de los criminales, quienes en ocasiones van de avanzada y en otras transitan en la retaguardia, "ellos viajan en autos compactos con vidrios polarizados y siempre van fuertemente armados".
La agencia del Ministerio Público que está instalada en este lugar, refieren los entrevistados, "es como un elefante blanco, no funciona porque casi nunca hay personal, mucho menos médico legista y los vecinos tenemos miedo a denunciar porque las autoridades protegen a los asaltantes".
Señalaron que por estar en un cerro, los maleantes conocen bien los recovecos para escapar si hay peligro, "se meten a las casas, asaltan a los pasajeros de los colectivos y mantienen asolado al comercio establecido, porque quienes se niegan a aportar la renta que ellos fijan son asesinados".
Consultados sobre si han acudido a denunciar esto directamente con las autoridades municipales o estatales, los quejosos reconocieron que no lo han hecho porque tienen miedo de ser víctimas de represalias, pero aseveraron: "la policía municipal sabe lo que está pasando en esta comunidad y no hacen nada por evitarlo".

Milenio

No hay comentarios.: