jueves, 11 de mayo de 2017

Sergio Manzur Navarrete candidato del PAN por alcaldía de Rodríguez Clara arremete contra la gente "negra"

Rodríguez Clara, Veracruz.- “Negro” es como calificó el Dr. Sergio Manzur Navarrete candidato del PAN por la presidencia municipal de Rodríguez Clara, al candidato Priista Ing. Isaías González Villegas, haciendo una total denostación de su persona al tener un color de piel moreno.
Se atrevió a llamarlo de esta manera a sabiendas de que la mayor parte de la población de costa es de piel morena y aun cuando los negros les hemos dado todas las garantías y canogías a los blancos, esos “blanquitos” mantenidos  por los impuestos de la población.
Los rodriguezclarenses son gente del pueblo de trabajo de la clase humilde y ahí se caracterizan por ser “negritos”, incluso el candidato priista es originario de este lugar. Y debido a la poca participación en la campaña electoral panista, Sergio Manzur ha comenzado una campaña sucia de ataques y discriminación.
Sergio Manzur Navarrete se jacta de ser un PANISTA distinguido,  sin embargo quién no conozca a sus familiares  ni de dónde viene se lo podría creer,  es un candidato impuesto debido a la buena relación que tiene con el gobernador llamado Miguel Ángel  Yunes, actual gobernador de Veracruz.
Manzur ha denostado el color de otros candidatos…  ¡racista! Llámese, como se llame el hecho de ser humanos, merecemos un respeto, sin importar el color de piel, raza o creencia religiosa. Quién quiera en el estado de Veracruz se encontrará una raza donde los principales impulsores de este Estado dieron una vida de dinero; dinero proveniente de la raza negra; pero que dio lujos a los Manzur e incluso el doctorado de Navarrete.
Esto desde la primer generación de los Manzur que llegó al estado veracruzano, por esta misma razón debería de sentirse orgulloso del pueblo que lo vio nacer, del pueblo del que han vivido con todas las comodidades.  Incluso cuando fue presidente municipal y hasta la fecha porque a pesar de ya haber ocupado una presidencia municipal hoy en día vuelve a contender para seguir viviendo de la ubre presupuestal.
Para tener bien a su hija, quien por si no sabían cobraba en la nómina del ex gobernador Javier Duarte.
A cualquiera le daría gusto convivir con la gente de la cual has vivido, porque si no fuera por esa gente él no estaría donde está ahora. Si quiere ganar, no es la forma, no gane la candidatura con denotaciones.  Las candidaturas se ganan a pulso, a valor, con lo que ha venido haciendo en la política. Si hizo un buen papel seguro la gente lo va a querer; pero de lo contrario el pueblo se lo demandará, es lógico que no va a quererlo la gente, ¿eso es lo que le preocupa?
Ahora se vale de un difunto buen diputado federal, Gregorio Barradas Miravete para poder llevar agua a su molino; además de racista sinvergüenza,  al colgarse de un estandarte que no te corresponde. Sin demostrarle a la gente quien es él y toda su familia, en realidad que de distinguidos no tienen nada.
Se llena la boca en decir que un pueblo que sabe ser es generoso cuando con él se juega limpio, pero él no juega nada limpio. Habla de gente negra pero el sigue trabajado con gente negra en su equipo como “el Bolas”,  tan negros como su suerte. Tenga la dignidad de hablar a la gente con la verdad, sin escudarse en un estandarte de alguien que sí fue querido y trabajaba por su gente.
Haga una campaña limpia, de trabajo, con  veracidad, sin discriminación y con trabajo por la gente de Rodríguez Clara.