martes, 4 de julio de 2017

Ruleta Tuxtleca

Fararoni, el iluso, Pelayo, el fantoche, Díaz del Castillo y los espejitos

Por: Ángel Bravo Martínez

Prácticamente a un año de que se dé la elección de cinco candidatos a escaños federales, estatales y locales, en las que los partidos políticos del PAN-PRD-PRI y MORENA se estarán jugando el todo por el todo, el escenario político en Los Tuxtlas, ya está al rojo vivo.
Los “sesudos” representantes de los diversos partidos del ámbito federal y estatal pretenden burlarse de la inteligencia de quienes hacen política en la aldea, no ven, no oyen y menos respetan a los principales actores “talacheros” que han sido figuras y, acaso, pilares de las pasadas contiendas electorales con triunfos y derrotas derivado de las sucias componendas políticas y económicas con la suma de altas traiciones.
“El palo viene de arriba”, atinan a decir resignados los relegados aspirantes al cargo de elección popular, tras el clásico dedazo de la imposición con el consabido cañonazo económico del empresario metido a político que mucha de las veces navega contra la corriente por el rechazo popular y es víctima de los oportunistas “líderes” sectoriales.
Hace un mes hubo elecciones a lo largo y ancho de la entidad veracruzana, y hoy  la zona de los Tuxtlas vuelve hacer escenario del tema electoral, porque uno de los personajes que mordió el polvo en las urnas, pese a “el mundo de dinero que tiró a manos llenas” y a quien le están, otra vez, endulzando el oído para entramparlo y traicionarlo, conlleva a que varios de los que dicen ser “operadores” políticos, incluso “líderes” o representantes de sectores y organizaciones, que solo han demostrado ser unos farsantes, se estén frotando las manos porque dicen, ahí viene otra vez Rafael Fararoni Mortera, quien no logró su objetivo de alcanzar el triunfo en las urnas para ser nuevamente presidente municipal de San Andrés Tuxtla.
Ahora al iluso empresario cervecero metido a político con estigmas de perdedor, le están “ofertando”  la “ide-ota” de que es el candidato más fuerte para ser diputado local o diputado federal ¡porque así lo muestran las encuestas!,  ¿imagínense ustedes cómo está el escenario político aquí en San Andrés Tuxtla?
 Hay que decirlo con toda claridad y objetividad, no hay líderes políticos, ninguna tendencia, ni grupo político consolidado del momento, vamos, ni los medios de comunicación le podemos garantizar un triunfo electoral al derrotado en las urnas, y solamente otra vez lo están engañando a Rafael Fararoni Mortera, este empresario cervecero qué pretende comprar juguete nuevo no entiende, ya se lo dije una vez y ahora solamente se lo recuerdo, los expertos mieleros  están endulzándolo diciéndole que él es el idóneo, que les la carta fuerte para poder contender, ya sea para la diputación local o la diputación Federal, los vivales solo ven en Fararoni un botín económico, tal y como ocurrió recientemente en la jornada política electoral para la presidencia municipal, en donde se dice que pseudos dirigentes del PRD locales y del Estado se hincharon de billetes, ahora faltaría ver quién se opone o quién es la contraparte en el escenario político por la vía Independiente, es decir, del grupo que llevó al poder a Octavio Pérez Garay, porque indiscutiblemente que de ahí surgirá un candidato debidamente consensuado y no a capricho, con altas posibilidades de triunfo en las urnas.
Porque aunque usted no lo crea el pelafustán alcalde de San Andrés Tuxtla, toda vía para desgracia del pueblo, dice que sí va a buscar también la diputación Federal por Los Tuxtlas, eso ya lo anda gritando en cada cantina de barrio y en los bares de medio pelo, con copas entre pecho y espalda se ha atrevido el hampón a vociferar que será el candidato nada más y nada menos que de MORENA!!.
T´as muy cabrón Chendo men; habría que decirte que los chorrocientos de críticos existentes en cada rincón de tú pueblo apuestan doble contra sencillo que, “la única candidatura que te espera y que sí ganarías por méritos propios, es una celda en el penal Zamora”. Bueno, eso dicen.
Por cierto, Octavio Pérez ya fue candidato, Octavio Pérez ahora es Presidente municipal electo, ¿usted cuándo se va a cambiar el nombre don Manuel Rosendo Pelayo? Sea usted hombrecito y cumpla su palabra, al menos hágalo por dignidad, digo, si es que tiene.        
Volviendo al tema electoral, en la esquina del tricolor se habla de Dibaj Días del Castillo, claro, ese también estaría vendiendo espejitos y ofertando algunos  caramelos de su dulcería en cada rincón del Distrito electoral de Los Tuxtlas.
Habría que señalar el negro pasado que arrastra Divaj Diaz del Castillo, por cierto, hijo putativo de Rafael Fararoni, ex aliado y socio de los empresarios Juan Manuel Rayas Arvizu, Silvano Torres y Jorge Carvallo, ahora ahijado político de Héctor Yunes y ex coordinador de proyectos productivos de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL), quienes lo envidian afirman que logró escalar sin mayor mérito ni gracia, lo hizo solo utilizando esas escaleras de los aprendices de político,  al tiempo que se volvió solo un vividor de la política con la liebre en la mano sin corretearla.
De este personaje hay mucha tela de donde cortar, sus detractores y rivales políticos sólo estarán en espera de que asome la cabeza para tasajearla. Al tiempo.






No hay comentarios.: