lunes, 2 de octubre de 2017

Pese a que México es territorio propenso a huracanes y sismos, se redujo presupuesto de Protección Civil

Ciudad de México.- Pese a que el territorio nacional está sujeto anualmente a huracanes, tormentas tropicales e, incluso, movimientos telúricos que no se habían observado con tanta intensidad desde Septiembre de 1985, el Gobierno Federal fue reduciendo anualmente el presupuesto inherente a Protección Civil, lo que descuidó muchos frentes como la supervisión de nuevas edificaciones, algunas de las cuales colapsaron a pesar de ser relativamente nuevas. 
Protección Civil, como bien se sabe, es la dependencia responsable de ofrecer prevención y atención a la población en caso de desastres naturales, pero en 2018 funcionará con los recursos financieros más bajos en 7 años. En ese sentido, en 2018 –de acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación-, esa instancia se le asignarán 226 millones 580 mil pesos, lo que implicaría una reducción de 2.7 por ciento en términos reales frente a lo aprobado para este año. 
Esto significa que de no haber cambios por parte de los diputados durante la discusión del paquete presupuestal 2018, el Sinaproc, a cargo de la Secretaría de Gobernación, habrá tenido una reducción acumulada de sus recursos asignados de 51.9 por ciento real en el actual sexenio. 
De ocurrir la situación descrita, la asignación de recursos al Sistema Nacional de Protección Civil habrá tenido un retroceso respecto al sexenio anterior. Datos de la Secretaría de Hacienda muestran que en la pasada administración federal, el Sinaproc pasó de 115 millones 502 mil pesos en 2006 a 367 millones 179 mil pesos en 2012, lo que significó un aumento acumulado de 143% en términos reales en el periodo de referencia. 
En cambio, en el gobierno federal que estuvo entre 2000 y 2006, el presupuesto del Sinaproc también se redujo, pasando de 128 millones 470 mil pesos a 115 millones 502 mil pesos, lo que significó una caída acumulada de 37.3% en términos reales en el lapso mencionado. El Sinaproc se creó a partir del terremoto de 1985, cuya misión es “ofrecer prevención, auxilio y recuperación ante los desastres a toda la población, sus bienes y el entorno, a través de programas y acciones”. 
Dentro de sus tareas están las de coordinarse con las unidades estatales de Protección Civil para las tareas de prevención y atención de desastres, y la operación del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred). Este último centro dirige las acciones de la Escuela Nacional de Protección Civil, que está orientada a la formación y capacitación de técnicos, profesionales y especialistas en materia de protección civil y gestión integral del riesgo. 
Asimismo, tiene la función de actualizar el Atlas Nacional de Riesgos, que es un sistema de información geográfica con una base de datos con fenómenos naturales y eventos provocados por seres humanos en toda la República Mexicana, además de que realiza tareas de monitoreo de la actividad sísmica en todo el país, en conjunto con el Servicio Sismológico Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México, y también acciones de monitoreo volcánico y de huracanes.

Gobernantes

No hay comentarios.: