miércoles, 14 de noviembre de 2018

Los trapitos sucios de Eruviel Ávila

Estado de México.- Cuando Eruviel Ávila tomó posesión como gobernador del Estado de México prometió “construir día con día un gran Estado para los mexiquenses, como lo ha hecho Enrique Peña Nieto”; este compromiso –cumplido y no, porque no logró un gran estado, pero tampoco lo hizo Peña Nieto- no se hizo realidad.
Cuando tomó posesión como gobernador, la deuda que tenía el Instituto de Salud del Estado de México por pagos a proveedores era de 523 millones de pesos, al final de su administración, la deuda era de 5 mil 674 millones 608 mil pesos.
Los primeros tres años de su administración no solventó 11 mil 737 millones de pesos, ante la Auditoria Superior de la Federación (ASF), los cuales deben ser devueltos a la tesorería, ya que no fueron corroborados en el gasto público.
El acumulado de los años 2011 a 2015, según la investigación de Leonardo Núñez González, Investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), la entidad mexiquense mostró irregularidades financieras por 20 mil 190 millones de pesos.
El Edomex se colocó como la tercera demarcación con mayor número de procesos de aclaración en cuanto a las finanzas, por debajo de Veracruz y Michoacán.
La alerta de género entró en vigor en junio del 2015 en once municipios mexiquenses, ese año fueron registrados 336 homicidios dolosos, de los cuales 60 fueron investigados como feminicidios. Del 2014 al 2017 se cometieron un total de mil 420 asesinatos de mujeres, 243 fueron investigados como feminicidios, según datos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.
Los resultados de la intervención de la Auditoría Superior de la Federación apuntaron a que la entidad no corroboró al menos un millón 947 mil 965 pesos de las transferencias federales, esto es, no logró justificar el uso del 18.5 por ciento de la partida federal para ese año, 10 millones 529 mil 543 pesos.
La obra del Auditorio Metropolitano en un principio fue presupuestada en 430 millones de pesos, registró un aumento al monto original de 39.9 por ciento, debido a que la construcción notificó gastos por 600 millones de pesos. La Auditoría Superior de la Federación detectó que el lugar no contaba con las normas para espacios públicos, por lo que su construcción tardo  553 días, en comparación de los 307 que fueron estipulados.
La ASF detectó que en fondos, transferencias y participaciones federales, el erario público presentó daños por mil 551 millones 456 mil 316 pesos, por la transacción de cuentas ajenas y pago a personal dado de baja o no localizado.
Durante su último año al frente de la administración estatal, la Secretaría de Finanzas no aplicó el pago por el rendimiento financiero generado al SEIEM, dichos activos tenían un valor de 20 millones 17 mil pesos, de los que no hay prueba que se hayan aplicado de acuerdo a los objetivos del Fondo.
La Secretaría de Educación Pública autorizó un saldo de 14 millones 69 mil pesos correspondientes al pago de 54 trabajadores de la Preparatoria Abierta del Valle de Toluca, del  mismo modo, 111 empleados recibieron gratificaciones autorizadas por la SEP cuando tenían licencia por comisión sindical, estos montos ascendieron a 3 millones 477 mil 440 pesos.
Durante su administración, tres elementos del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM) fueron detenidos en octubre de 2016 por intento de asalto; los antes mencionados fueron responsables del desvío de 246 millones de pesos en Chihuahua, dinero que presuntamente fue utilizado para apoyar la campaña política del Revolucionario Institucional en cinco estados de la república.
En su último año de gobierno frente a la administración del estado de Eruviel Ávila, la ASF encontró irregularidades por mil 40 millones 727 mil 769 pesos que provenían del presupuesto federal  y serían destinados al Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), estos fueron utilizados para pagar el sueldo de personas no acreditadas o que estaban dadas de baja.
Durante su administración, el gobierno del Estado de México anunció una auditoria externa al expediente OHL, el cual inició en la administración de Arturo Montiel y continuó con Enrique Peña. Los resultados apuntaron a inconsistencias por 296 millones de pesos, ya que la información otorgada por OHL era incompleta.
El gobierno del Edomex modificó cuatro veces la concesión a la carretera Toluca-Naucalpan en el último año  de la administración de Ávila Villegas; fueron aportados 300 millones de pesos a un fideicomiso que garantizara la conclusión de la autopista, la cual comenzó a construirse en el 2007 y presuntamente dos años después estaría funcionando, a la fecha sigue inconclusa.
Aunque este caso no se dio durante su tiempo como gobernador, Eruviel demandó al periodista Humberto Padgett por daño moral, quien narró en su libro Los suspirantes 2018, que el ex gobernador mexiquense, junto con Onésimo Cepeda, ex obispo de Ecatepec, sostenían encuentros sexuales con menores de edad. La indemnización que el autor de los libros Las muertas del Estado de México y La monarquía de la barbarie, deberá pagar al ahora senador Ávila es de 10 millones de pesos.
Las acusaciones en su contra respecto al desvío de fondos y otros trapos sucios testifican una administración más bien mediana. Eruviel es hoy senador y no existe una línea de investigación en su contra, estas son sólo algunas de las cosas que lo pusieron en la mira de la prensa.

Alfa Diario

No hay comentarios.: