lunes, 19 de septiembre de 2022

Sismo del 19 de septiembre de 1985: qué pasó y cuáles fueron sus consecuencias

 El sismo del 19 de septiembre de 1985 ocasionó cambios en la cultura de prevención en México; sin embargo, también causó la muerte de miles de personas.

El terremoto de México en 1985 es uno de los sucesos más trágicos de la historia contemporánea del país, pues causó la muerte de miles de personas y la destrucción de edificios en diversas entidades.

Pese a que es un fenómeno que es ampliamente recordado y reconocido, no siempre se tiene bien en claro ¿qué pasó el 19 de septiembre de 1985 en México? 

¿Cómo fue el sismo del 19 de septiembre de 1985?

El terremoto de México inició a las 07:17:47 horas del jueves 19 de septiembre de 1985, alcanzando una magnitud de 8.1 grados en la escala Richter.

El epicentro del fenómeno se ubicó en el océano Pacífico,cerca de la desembocadura del río Balsas, en la costa del estado de Michoacán; mientras que el hipocentro se encontró a 15 kilómetros de profundidad abajo de la corteza terrestre.

El sismo afectó principalmente la zona centro, sur y occidente del país, particularmente en la Ciudad de México; por esto, el sismo se convirtió en el más significativo y dañino en la historia reciente de México.

No obstante, el sismo no llegó solo, pues seguido de él se presentó una réplica  la noche del 20 de septiembre, misma que tuvo una repercusión para las entidades ya de por sí afectadas, pues terminó de colapsar estructuras y edificios reblandecidos el día anterior.


El número de personas muertas y heridas, así como de los edificios colapsados por el temblor del 19 de septiembre de 1985 nunca se conoció con certeza y sólo hay estimaciones. El resultado oficial fue de 3 mil 192 personas fallecidas, pero algunas estimaciones hechas por organizaciones prevén que fueron 20 mil.

Además, las pérdidas económicas se estiman arriba de los 4 millones de dólares.

Los estragos del terremoto fueron acentuados por la falta de cultura de protección civil y protocolos de acción; sin embargo, la propia ciudadanía se comenzó a organizar para coordinar acciones de rescate y asistencia a las personas damnificadas y heridas.

Tras sismo del 19 de septiembre, mexicanos se unen

Tras la parálisis y falta de reacción de los gobiernos federal y capitalino, la ciudadanía se organizó y demostró su solidaridad al ayudar a las personas más afectadas por el sismo.

Aunque no contaban con la maquinaria o herramientas necesarias para levantar escombros, los vecinos removieron con sus manos los pedazos de cemento y concreto para rescatar a víctimas o auxiliar a heridos.

El movimiento oscilatorio y trepidatorio que tuvo el sismo de aquella mañana de 1985 causó casi al momento el derrumbe de construcciones y el levantamiento del pavimento. La ahora Ciudad de México se quedó incomunicada, sin luz y con riesgo de explosiones por las fugas de gas.

Pese a los riesgos que esto representó, la ciudadanía se organizó en cuadrillas de rescate, a las que se les conoció como Topos. Además, los servicios de emergencia, como bomberos, socorristas y policías, actuaron por su cuenta.

Con camillas y medios de transporte improvisados para llevar a los heridos a hospitales. La inactividad de las autoridades no bastó y la sociedad logró darle calma al pueblo y frenar un poco las consecuencias y muertes del fenómeno natural.

Prevención a raíz del sismo de 1985

El sismo del 19 de septiembre de 1985 provocó cambios en la percepción de sismos en todo el país, pues se creó el Sistema Nacional de Protección Civil, para prevenir la seguridad de los ciudadanos y aminorar los daños causados por desastres naturales.

Se implementó un sistema de alerta sísmica y se establecieron programas para fomentar la cultura de prevención en escuelas y centros de trabajo, así como ensayar las acciones en caso de un sismo mediante simulacros.

Cronología del sismo de 1985

07:17 horas: se origina el sismo cerca de las costas de Michoacán.

07:19 horas: comenzaron a colapsar edificios en el Centro Histórico, Tlatelolco y las colonias Roma y Juárez, todas en la Ciudad de México.

08:00 horas: el periodista Jacobo Zabludovsky salió a recorrer las calles para informar lo sucedido.

10:00 horas: la sociedad civil se unió en las labores de rescate.

14:00 horas: entre los rescatistas voluntarios destacaron quienes para 1986 formaron el grupo Topos.

16:00 horas: las labores de rescate y recolección de cadáveres continúan

La respuesta del gobierno de Miguel de la Madrid tardó más de 36 horas.




No hay comentarios.: