jueves, 25 de enero de 2024

LOS RIESGOS EN MORENA Y LA DECEPCIÓN EN VERACRUZ

 En círculos cercanos a Morena se habla de que no es la mejor candidata

En Morena se han encendido las alarmas sobre las candidaturas a las gubernaturas que se van a votar el próximo 2 de junio.

Los centros de análisis de Morena y coaliciones políticas empiezan a percatarse de que la elección podría no responder a los parámetros de la lógica. Por ejemplo, ni la oposición tiene asegurados estados como Guanajuato, Jalisco o Yucatán, ni Morena puede cantar victoria en todas sus plazas, principalmente en Morelos y Veracruz.

Este último caso, el del territorio veracruzano, es el que quita el sueño a los operadores de Morena. En los círculos más cercanos a Morena comienza a hablarse de que Rocío Nahle no es la mejor candidata y que el gobernador actual, Cuitláhuac García, más que ser un apoyo se ha convertido en un lastre.

Aunque la exsecretaria de Energía presume haber sumado a su campaña a un puñado de alcaldes de la oposición, reportes que llegan a las oficinas de Morena detallan que esto no representa una adhesión de sus estructuras; en general porque estas las controla la familia Yunes.

El estado representaba ya una preocupación para Morena por las excentricidades de su mandatario; las persecuciones políticas hacia la jueza Angélica Sánchez y hacia José Manuel del Río —operador del senador Ricardo Monreal— tuvieron resonancia a nivel nacional.

Y aún así, Nahle ha venido a aportarle como candidata los dos más grandes negativos del proyecto electoral que se tiene para Veracruz: su desempeño durante la precampaña y los resultados que dejó su liderazgo en la construcción del proyecto de la refinería de Dos Bocas.

El primer elemento, el de una aspirante con mal desempeño, vino a profundizar la idea de que Rocío Nahle no tiene arraigo en el estado y a recordar el hecho de que su tierra natal es Zacatecas.

Apenas esta semana confundió el nombre de un alcalde con el del personaje histórico José Azueta —uno de los héroes más importantes de Veracruz—, pues se encontraba en un evento en el municipio del mismo nombre. Previamente había mostrado su ignorancia respecto a la cantidad de municipios que hay en la entidad.

En lo que respecta a la Refinería Olmeca, el tema la retrata como una administradora opaca e ineficaz; se hizo cargo de un proyecto que, aseguró, tendría un costo total de 8 mil millones de dólares y le terminó invirtiendo el doble: 16 mil millones de dólares de recursos públicos, según los reportes financieros de Pemex

El complejo no ha iniciado siquiera su producción comercial a pesar de tener más de un año supuestamente inaugurado. Hay promesas de que arrancará esta operación a finales de marzo, pero los expertos dudan que esto pueda lograrse antes de que se den los comicios.

Si bien la masa de votantes tradicional no definirá sus preferencias por la política energética y financiera de este gobierno, los tropiezos en la construcción de la refinería han pegado duro en Palacio Nacional, donde Nahle tiene ya un grupo de enemigos que hablan al oído del presidente Andrés Manuel López Obrador.

AMLO ha mentido una y otra vez en las fechas, cantidades y pormenores del proyecto de Dos Bocas, pues es un tema en el que el mandatario se observa totalmente vulnerable y sin el respaldo que en otras obras prioritarias, como el AIFA, el Tren Maya o el Corredor Transístmico, le brindan el Ejército y la Marina.

Es un hecho que en los tiempos de la 4T desde Palacio Nacional se mueven muchos votos, los cuales le serán indispensables a una candidata que se enfrenta a una dinastía, ahora representada por José Yunes Zorrilla. La elección en Veracruz, dicen en Morena, se está cerrando y Rocío Nahle, dicen, está desesperada.



No hay comentarios.:

Entrada destacada

  Gobernadora Delfina Gómez inicia obras de la transformación en la zona oriente del Estado de México Chimalhuacán, México._Como parte del c...